Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan dice que los bombardeos "no traerán la solución" y advierte de que Kobani "va a caer"

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha advertido este martes de que la localidad kurda siria de Kobani "va a caer" en manos de Estado Islámico y de que los bombardeos que lidera Estados Unidos en el país vecino junto con varios aliados árabes no solucionarán el problema.
"Le digo a Occidente: lanzar bombas desde el aire no traerá una solución", ha afirmado Erdogan en un discurso televisado desde la provincia de Gaziantep, en el sureste del país, ante refugiados sirios. "El terror no terminará (...) a menos que haya cooperación para una operación terrestre", ha añadido, según recoge el diario 'Hurriyet'.
"Han pasado meses pero no ha habido resultados. Kobani va a caer", ha subrayado en su mensaje, que ha sido traducido a los presentes al árabe. Milicianos de Estado Islámico han conseguido entrar en Kobani tras más de tres semanas de asedio, si bien aún no se han hecho con el control de la localidad, defendida por combatientes kurdos.
La semana pasada, el Parlamento turco autorizó al Gobierno a emprender acciones militares contra Estado Islámico, incluido el despliegue de tropas en Irak y Siria, pero por ahora no se han anunciado planes en ese sentido.
"Estamos siguiendo los ataques contra Kobani y otras localidades donde viven nuestros hermanos kurdos con gran preocupación", ha asegurado Erdogan, precisando que el número de refugiados kurdos sirios llegados a Turquía desde la región de Kobani asciende ya a 200.000.
TURQUÍA ESTÁ EN GUARDIA
"Nosotros solo queremos la paz en esta región", ha afirmado el presidente. "Turquía está en guardia y bien equipada para cualquier amenaza dirigida en su contra", ha asegurado.
El mandatario ha vuelto a pedir una zona de exclusión aérea sobre Siria y una zona segura para dar acogida a los refugiados, al tiempo que ha abogado por armar y entrenar a los grupos rebeldes moderados que luchan para derrocar al régimen de Bashar al Assad.