Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erdogan descarta reformar las leyes antiterroristas como pide la UE: "Iremos por nuestro camino"

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha advertido de que su país no realizará ninguno de los cambios en las leyes antiterroristas solicitados por la Unión Europea dentro del acuerdo para la devolución de refugiados. "Iremos por nuestro camino, id por el vuestro", ha llegado a decir.
Turquía debía cumplir 72 puntos para que la UE levantase el requisito de visados para sus ciudadanos. La Comisión Europea ha cifrado en cinco el número de reformas que quedan pendientes, entre ellas la "revisión de la legislación y las prácticas sobre terrorismo" para que cumplan los estándares continentales.
"Iremos por nuestro camino, id por el vuestro", ha sentenciado Erdogan durante un acto en Estambul en el que se ha referido expresamente a las posibles reformas. En este sentido, ha cuestionado a la UE por plantear una serie de peticiones mientras "permiten que los terroristas levanten tiendas", en alusión a una protesta de defensores del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en Bruselas.
"¿Por qué no cambian la mentalidad de permitir que los terroristas acampen cerca del Parlamento Europeo", ha preguntado Erdogan, según informan los medios turcos.
CAMBIOS POLÍTICOS
Erdogan también se ha pronunciado sobre la inminente salida del primer ministro, Ahmet Davutoglu, que el jueves anunció que no se presentaría a la reelección como líder del Partido Justicia y Desarrollo (AKP). Ambos dirigentes han evidenciado en las últimas semanas sus discrepancias, también en relación al acuerdo con la UE, si bien Davutoglu ha dejado claro que seguirá siendo "leal" a Erdogan.
"Nuestro país no olvida a quienes sirven al país. Creo que Davutoglu tiene un lugar excepcional en los corazones de la gente", ha destacado el jefe de Estado, que no oculta su intención de acaparar más competencias en detrimento precisamente del cargo de primer ministro.
Erdogan ha insistido este viernes en que "no hay marcha atrás" al sistema presidencialista y ha afirmado que "todo el mundo debería aceptarlo". El mandatario quiere ahora sacar adelante una nueva Constitución para "institucionalizar" un poder que ya es más que evidente.
De hecho, ha asegurado que Turquía pudo superar la incertidumbre política entre las elecciones de junio y noviembre de 2015 gracias precisamente a una "presidencia fuerte". "Nuestro país sabe que, a pesar de las elecciones y los cambios de gobierno, no habrá ningún vacío gracias a un presidente elegido de forma directa", ha remachado.