Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Escándalo en Reino Unido por los años de sexo y alcohol de la mujer de un diputado tory

Sally Bercow y su marido John. Foto: The Suntelecinco.es
Sally Bercow es la mujer del portavoz  tory de la Cámara de los Comunes británica, John Bercow.  Y ha hecho temblar Westminster con confesiones de alcohol y sexo salvaje con desconocidos. Sally, de 40 años, ha revelado sus problemas con el alcohol que le hacían pasar la noche con hombres que le compraban bebidas. Ha confesado que solía beber dos botellas de vino al día, pero que dejó la bebida totalmente hace nueve años.
Sally, que espera unirse a su marido John, un tory (derecha), en la idea de convertirse en parlamentaria, aunque por el Partido Laborista, ha explicado que "a los veinte años era una gran bebedora. Comencé a beber en Oxford, en las fiestas. Perdí el control". 
Según The Sun, Bercow señala que "a mediados de los noventa, trabajaba en publicidad y solía beber vino en el almuerzo y una botella por la noche; la mayoría de las noches, en realidad".
"A veces se trataba de dos botellas. No paraba. Era discutidora, una borracha cabreada. Acababa cayendo del taburete del bar y fumaba como un carretero", explica. Y añade, sobre sus relaciones sexuales, que "no buscaba amor. A veces terminaba en un bar y alguien me invitaba a una bebida más, y yo pensaba, '¿Por qué no?" y nos íbamos juntos a casa".
"Me gustaba la excitación de no saber cómo iba a terminar una noche". "Era como un tío: trabaja duro, juega duro", observa.
Bercow apunta que "perdí el juicio y puse mi vida en peligro. Me dormía en el metro y me metía en taxis sin licencia a altas horas de la madrugada. La única cosa buena es que nunca probé las drogas. Tenía miedo de que me gustaran demasiado".
Dejó de beber en octubre de 2000 cuando pidió ayuda a Alcohólicos Anónimos y no ha vuelto a la bebida desde entonces.
Con esta entrevista, Sally también corre el riesgo de comprometer la neutralidad de su marido como presidente al lanzar un ataque contra el líder conservador David Cameron.
Sally se casó con John, de 46 años, en 2002. Tienen tres niños de cinco, cuatro y un años. Planea presentarse a las elecciones como diputada laborista, pero antes de presentarse al Parlamento quería "contarlo (su historia) yo misma antes de que todo saliera a la luz".
La diputada tory, Nadine Dorries, ha dicho de esta confesión que "ha reducido al portavoz y a su oficina al ridículo". Y añade que "¿cómo podemos esperar que la gente confíe en nosotros cunado el hombre que tiene que dar cuenta de nosotros tiene un juicio tan pobre que permitió a su esposa dar esta terrible entrevista?