Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España reafirma el compromiso con la "consolidación democrática" de Malí en la investidura del nuevo presidente

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, ha aprovechado este jueves su asistencia a la ceremonia de investidura del nuevo presidente de Malí, Ibrahim Boubakar Keita, para subrayar el compromiso del Gobierno español con la "consolidación democrática" y el "desarrollo" del país africano.
De Benito se ha reunido con el ministro de Exteriores maliense, ante quien ha reafirmado el "firme compromiso" español tras la "grave crisis política y militar" sufrida por Malí en el último año y de cara a los "grandes desafíos" que aún quedan por resolver.
La investidura de Keita supone "un acto simbólico e histórico porque el inicio del mandato del presidente representa una nueva etapa con esperanzas y desafíos para el país", ha explicado el Ministerio de Exteriores español en un comunicado.
"España ha mantenido tradicionalmente un sólido compromiso con Malí, con la voluntad de afrontar conjuntamente, en un espíritu de diálogo y de lealtad recíproca, los desafíos compartidos", ha añadido, en alusión al desarrollo, la estabilidad del Sahel, la cuestión migratoria y las amenazas de seguridad, entre otros.
Exteriores ha recordado que Malí es una "país prioritario" en materia de cooperación. Entre 2005 y 2013, España ha contribuido con más de 150 millones de euros en fondos bilaterales, además de una "relevante ayuda" en 2012 y 2013 para paliar la crisis humanitaria.
La colaboración se amplía también a otros ámbitos, como por ejemplo, el envío de aviones de transporte para la operación militar liderada por Francia o su participación en la misión europea para la formación de las Fuerzas Armadas malienses, en la que España es el "segundo mayor contribuyente" con 110 efectivos.
España también aporta cuatro efectivos a la misión civil EUCAP-Sahel-Níger, "orientada al fortalecimiento de capacidades en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado", ha informado el Ministerio que encabeza José Manuel García-Margallo.