Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España apoyará las devoluciones de refugiados a Turquía mientras hayan sido estudiadas individualmente

El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, ha asegurado este lunes que España estaría en condiciones de apoyar un acuerdo con Turquía para devolver a este país a migrantes irregulares si la solicitud ha sido "registrada y tramitada" y ésta ha sido posteriormente rechazada por infundada o inadmisible.
"El primer punto de la propuesta de Turquía, que podría dar origen a la interpretación de que caben las expulsiones colectivas, no es admisible. Tiene que haber un procedimiento individualizado para cada solicitante de asilo, y mientras eso no se cierre no puede ser retornado", ha defendido Margallo.
El titular en funciones de la cartera de Exteriores ha explicado en rueda de prensa cuáles son los términos con los que el Gobierno entendería que la propuesta respeta "plenamente" la legalidad europea e internacional.
En este sentido, ha explicado que la medida para retornar a los migrantes irregulares que lleguen a islas griegas procedentes de Turquía debe ser "temporal y extraordinaria" y a la vez, no contemplará los retornos colectivos, puesto que están "expresamente prohibidos" por la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, por los tratados europeos y por la directiva sobre procedimientos comunes para la concesión o la retirada de la protección internacional.
Así, preguntado por la posibilidad de que llegar a la UE desde Turquía es un criterio válido para rechazar la solicitud de asilo, el ministro ha respondido que cree que no es un condicionante. "Entiendo que no", ha manifestado.
No obstante, la normativa comunitaria establece que los estados miembros pueden considerar la solicitud de asilo como inadmisible y no estarán obligados a examinarla si el demandante, entre otras cuestiones, ha llegado procedente de un país que no es miembro de la UE y tiene la consideración de país seguro por parte de la UE.
Margallo ha afirmado que los migrantes irregulares podrán ser retornados a Turquía "porque es un país seguro". En este sentido, ha recordado que Ankara, aunque no ha firmado el Primer Protocolo de la Convención de Ginebra, se ha comprometido a ofrecer garantías equivalentes y ACNUR "está trabajando con las autoridades turcas en este sentido".
En esta línea, ha recordado que esta calificación es una competencia nacional que corresponde a cada estado miembro, pero que es una "decisión soberana" que debe tomarse sobre la base de unos criterios comunes de la legislación europea.
Además, el jefe de la diplomacia española ha expresado que no se podrá devolver a los migrantes irregulares mientras se resuelva su recurso, en el caso en el que haya decidido presentarlo.
Por otro lado, el ministro ha indicado que se deberá garantizar el resasentamiento de un ciudadano sirio desde Turquía' por cada sirio readmitido en este país desde las islas griegas, que se dará prioridad a aquellas personas que no han entrado de forma irregular en la UE y que se hará "con cargo al cupo de 22.000 acordado por los Estados miembros", en referencia al acuerdo para reasentar a esa cifra de demandantes de asilo desde los países
Finalmente, el ministro ha defendido que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, necesita un acuerdo con el Congreso de los Diputados que sea "lo suficientemente flexible" como para poder aprobar o rechazar un acuerdo que se va ir modificando" en el próximo Consejo Europeo.
"Lo que entiendo que el Congreso debe hacer es fijar cuáles son las líneas básicas en las que se enmarca ese mandato, pero que no sea un mandato tan cerrado como para que se altere una coma y el presidente diga que no tienen mandato para hacer eso", ha reiterado