Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España considera un "importante obstáculo" para la paz las construcciones en asentamientos en Cisjordania

El Gobierno español ha condenado el anuncio de las autoridades de Israel de construir nuevas viviendas en Cisjordania y Jerusalén Este y ha recordado que este tipo de iniciativas representan "un importante obstáculo" para la firma de la paz en la región.
El Ejecutivo de Benjamin Netanyahu ha sacado a concurso este viernes la construcción de 600 viviendas en Jerusalén Este y 800 en asentamientos de Cisjordania, a pesar de los llamamientos internacionales para que detenga estos planes urbanísticos para no perjudicar el proceso de paz.
España se ha sumado al malestar condenando los anuncios de Israel y recordando que "los asentamientos son ilegales según el Derecho internacional". "Constituyen un importante obstáculo para alcanzar un acuerdo de paz definitivo alrededor de la solución de los dos Estados", ha indicado el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación en un comunicado.
El Departamento que dirige José Manuel García Margallo ha subrayado la importancia "de que todas las partes se abstengan de cualquier acto que pueda poner en peligro las negociaciones en curso".
España apoya las negociaciones entre el Gobierno israelí y la Autoridad Palestina, reanudadas a finales de julio de 2013, toda vez que las ve como "la única vía para terminar con el conflicto". Por este motivo, ha acogido "con satisfacción" tanto la reciente liberación de 26 presos palestinos por parte de Israel como la propuesta de Estados Unidos de un 'acuerdo marco' sobre el que seguir negociando para lograr una solución "duradera y sostenible" al conflicto.