Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España secunda el llamamiento argentino sobre Malvinas y también pide "diálogo" sobre Gibraltar

El Gobierno español ha secundado un comunicado en el que Argentina defiende su soberanía sobre las islas Malvinas y ha apuntado que, "de manera semejante", también confía en resolver el "contencioso" sobre Gibraltar mediante un "diálogo bilateral" con Reino Unido.
El Ministerio de Exteriores argentino reiteró el domingo en un comunicado su defensa de la "soberanía" sobre el archipiélago de las Malvinas, 183 años después de la "usurpación" británica. El Ejecutivo de Mauricio Macri ha instado a reanudar las negociaciones para resolver "a la mayor brevedad posible y de manera justa y definitiva" esta disputa.
El Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha dicho compartir este llamamiento a "una solución pacífica y duradera" del debate sobre la soberanía de las Malvinas y, al igual que Argentina, ha abogado por la reanudación de las "negociaciones bilaterales".
"De manera semejante, España, en cumplimento de lo dispuesto por Naciones Unidas, viene reiterando al Reino Unido su voluntad de entablar negociaciones para la resolución del contencioso sobre Gibraltar", ha añadido Exteriores en su nota.
España --"al igual que Argentina"-- apuesta "netamente" por el "diálogo bilateral" "para encontrar una solución definitiva a ambas cuestiones que afectan a la integridad territorial de Argentina y España", concluye el comunicado.
Madrid y Londres han aparcado las conversaciones formales como Gibraltar y, de cara a su posible reanudación, una de las cuestionas más debatidas es la del formato que tendrían. El ministro principal gibraltareño, Fabian Picardo, mantiene su defensa del foro tripartito, en contra del criterio "bilateral" planteado por las autoridades españolas.