Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España condena los últimos "ataques terroristas" junto a los asentamientos israelíes en Cisjordania

España ha condenado "enérgicamente" los "ataques terroristas" perpetrados el 17, 18 y 25 de enero junto a los asentamientos israelíes de Otniel, Tekoa y Beit Horon, en Cisjordania, que han dejado dos israelíes muertas y otras dos heridas.
"El Gobierno de España traslada su honda condolencia a las familias de las víctimas así como a las autoridades y al pueblo de Israel y sus deseos de una recuperación pronta y completa a las heridas", ha dicho el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en un comunicado.
El Ejecutivo de Mariano Rajoy ha recordado que "estos ataques se suman a otros actos similares que desde el pasado mes de octubre se han cobrado decenas de víctimas mortales en Israel y en los territorios ocupados" de Palestina.
Madrid ha confiado en que "los autores e instigadores de estos crímenes de odio sean puestos a disposición de la justicia a la brevedad posible para responder por sus actos".
También ha expresado su "profunda preocupación" por "las pérdidas de decenas de vidas humanas entre la población palestina como consecuencia del uso de la fuerza por parte de agentes israelíes en reacción a los ataques" contra ciudadanos hebreos.
En este contexto, España ha hecho un llamamiento "a todos a desalentar todo acto de violencia o de instigación a ella que pueda exacerbar la situación". "Es necesario romper este ciclo de violencia que enfrenta a las comunidades", ha afirmado.
El Ministerio ha alertado de "las graves consecuencias humanitarias de la actual tensión", que "ponen de manifiesto la urgencia de recuperar un clima político que permita la reanudación de conversaciones de paz entre las partes para alcanzar una solución definitiva basada en el establecimiento de dos estados que convivan en paz y seguridad".