Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estalla una segunda bomba en la zona del descarrilamiento en Rusia

Policías rusos inspeccionan uno de los vagones del tren de pasajeros 'Neveski Express' accidentado ayer en Uglovka, en la región de Novgorod (Rusia).  EFEtelecinco.es
Yakunin anunció la reanudación parcial del tráfico en la zona donde descarriló anoche el "Nevski Express", que cubría la ruta entre Moscú y San Petersburgo y aseguró que el tráfico quedaría restablecido antes de la medianoche de hoy (21.00 GMT)
Según el director del Servicio Federal de Seguridad (FB, antiguo KGB), Serguéi Bórtnikov, el descarrilamiento del "Nevski Express" fue provocado por el estallido de un artefacto explosivo de fabricación casera y una potencia equivalente a siete kilogramos de trilita.
El jefe de los servicios secretos rusos presentó estos datos en una reunión con el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, imágenes de la cual difundieron las cadenas de televisión locales.
Los equipos de investigación, compuestos por agentes del Interior y Seguridad de Moscú y San Petersburgo, hallaron elementos de la bomba, cuya explosión dejó en la vía un boquete de metro y medio de profundidad.
Por el momento las autoridades rusas no han adelantado versiones sobre quiénes podrían ser los autores del atentado y ningún grupo terrorista ha asumido la autoría.
El número exacto de los afectados está por precisar", indicó Marina Grídneva, portavoz oficial de la Fiscalía General de Rusia, institución que cifra las víctimas en 30 muertos, más de una decena de desaparecidos y 96 heridos.