Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara pedirá este martes a Londres que inicie "inmediatamente" el proceso de salida de la UE

El Parlamento Europeo reclamará este martes al Reino Unido que comunique "inmediatamente" la activación del artículo 50 del Tratado de la Unión Europea para iniciar las negociaciones para la salida de Reino Unido de la UE y proteger así la "integridad" del bloque comunitario y evitar una "incertidumbre perjudicial" para las dos partes.
El pleno de la Eurocámara aprobará salvo sorpresa una resolución pactada por el Partido Popular Europeo (PPE), la Alianza de Socialistas y Demócratas (S&D), la Alianza de Liberales y Demócratas Europeos (ALDE) y Los Verdes, en la que piden al primer ministro de Reino Unido, David Cameron, que comunique el resultado del referéndum en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno que tiene lugar también este martes.
El texto "toma nota" de la voluntad la sociedad británica para abandonar la UE y señala que esta posición deber ser "totalmente respetada", empezando por la "inmediata activación" del artículo 50 del Tratado. "La voluntad de los ciudadanos del Reino Unido debe ser respetada a través de una rápida y coherente implementación del procedimiento de salida", defiende el documento.
En este sentido, la resolución aboga por comenzar las conversaciones sobre el divorcio en cuanto la notificación sea comunicada y recuerda que cualquier nueva relación entre Londres y la UE no puede ser acordada antes de la conclusión de un acuerdo para la salida del bloque comunitario por parte de Reino Unido.
Además, el texto subraya que es necesario el consentimiento del Parlamento Europeo, así como su implicación en todas las etapas de los procedimientos tanto del acuerdo de salida como de cualquier "futura relación" entre el Reino Unido y la UE.
De la misma forma, recalca que el nuevo "encaje" acordado entre los líderes europeos en febrero es "nulo" y "inválido", una vez que recogía cambios en la legislación comunitaria tan solo si el Reino Unido decidía permanecer en la UE.
RELANZAR EL PROYECTO EUROPEO
Por otro lado, el documento destaca que la UE se encuentra en un momento "crítico", en el que los intereses de los ciudadanos europeos deben ser devueltos al centro del debate. En este línea, la resolución insta a relanzar el proyecto europeo y enfatiza que los retos actuales requieren de una reflexión sobre el futuro de la Unión.
Así, la Eurocámara remarcará la necesidad reformar las instituciones para hacer más democrática la toma de decisiones en el seno del bloque comunitario, al mismo tiempo que reclamará la necesidad de reforzar el "núcleo" de la UE y evitar soluciones "a la carta", a pesar de que reconoce que algunos socios optarán por una integración más lenta.
En concreto, la resolución señala que impulsar los valores comunes, aportar estabilidad, justicia social y empleo, superar la "persistente" incertidumbre económica y social, proteger a los ciudadanos y abordar el reto de la migración requiere profundizar y democratizar, en particular, la unión económica y monetaria y los campos de la libertad, la seguridad y la justicia, así como reforzar la política exterior y de seguridad común.
Por ello, el Parlamento abogará este martes por implementar reformas que permitan a la UE cumplir con las expectativas de los ciudadanos y instará a adoptar una "hoja de ruta" para una "mejor Unión" basada en aprovechar "al máximo" el Tratado de Lisboa, que será completado mediante una revisión.
Asimismo, el texto insta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a nombrar un nuevo comisario británico con "efecto inmediato", que sustituya al comisario actual de Servicios Financieros, Jonathan Hill, que abandonará el cargo el próximo 15 de julio.
Por último, pide a los Estados miembros que cambien el orden de las presidencias de turno de la UE para evitar que el proceso de salida perjudique al "día a día" de la Unión. Según el calendario actual, Reino Unido ostentaría la presidencia de turno de la UE en el segundo semestre de 2017.