Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Eurocámara se opone a que bebidas azucaradas y energéticas se promocionen como beneficiosas

La comisión de Salud del Parlamento Europeo ha expresado este miércoles su oposición a que las bebidas azucaradas y energéticas se puedan promocionar como productos que ayudan a la concentración, por lo que ha instado al pleno de la Eurocámara a bloquear una iniciativa de Bruselas que avanza en este sentido.
Los eurodiputados han alertado de la elevada ingesta de azúcar añadido y de cafeína que implican estas bebidas, un riesgo sobre todo para los jóvenes, porque son sus principales consumidores.
La eurodiputada autora de la resolución parlamentaria, Christel Schaldemose, ha asegurado que no promueven este veto para "decirle a los adultos lo que pueden beber", sino para evitar que los fabricantes "ganen dinero" asociando a sus productos beneficios saludables "que creemos que no son ciertos".
La resolución europarlamentaria lamenta que el propio Ejecutivo comunitario opine que este tipo de anuncios no deben permitirse en bebidas destinadas al público infantil, pero sí lo acepta para bebidas energéticas y azucaradas, pese a que su consumidor final también es joven.
Un 68 % de los adolescentes y un 18 % de los niños consumen con regularidad este tipo de bebidas, según datos ofrecidos por el Parlamento Europeo.
Una lata de 250ml de bebida energética contiene 27 gramos de azúcar y 80 miligramos de cafeína, una proporción que supera las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).