Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Eurodiputados piden a los países de la UE que garanticen la libertad y los derechos de Assange

Un total de 38 eurodiputados han enviado una carta al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y a la Alta Representante para Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, en la que les urgen a tomar "medidas inmediatas y efectivas" que insten a los Estados miembro y a terceros países a que garanticen la libertad y los derechos de Julian Assange y a que cumplan con el Convenio para la Protección de Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales en este caso.
"Dado que Assange ha sido privado de libertades fundamentales, incluyendo la libertad de movimiento, de expresión y de información, del acceso a un juicio justo, a la luz solar, al aire fresco, servicios médicos adecuados y a seguridad legal y procesal, creemos que hay una clara violación del Convenio Europeo de Derechos Humanos", reza el texto.
La carta, promovida por el europarlamentario de Podemos Miguel Urban, también ha sido firmada por Lola Sánchez, Tania González, Estefanía Torres y Xabier Benito, todos ellos de Podemos, así como por Marina Albiol y Javiero Couso (IU) y por Ernest Urtasun (ICV), entre otros.
Entre los 38 eurodiputados hay integrantes de los grupos Izquierda Unitaria Europea (GUE), Socialistas y Demócratas (S&D), Los Verdes y la Alianza de Liberales y Demócratas Europeos (ALDE).
"El silencio de las instituciones de la UE sobre esta materia es una importante causa de preocupación, considerando la ilegalidad y la arbitrariedad del acoso criminal que Julian Assange ha sufrido desde 2010", añade la carta.
La misiva reacciona al dictamen del Grupo de Expertos de la ONU sobre Detención Arbitraria publicado la semana pasada, que defiende que el fundador de Wikileaks "fue arbitrariamente detenido por los gobiernos de Suecia y Reino Unido" y por tanto su detención debería terminar y se le debería conceder "el derecho de compensación".
En su decisión, los expertos solicitan a Suecia y Reino Unido que evalúen la situación de Assange "para garantizar su seguridad e integridad física, facilitar el ejercicio de su derecho a la libertad de movimientos y garantizar que goza plenamente de sus derechos por las normas internacionales sobre detención".