Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bush pide a Europa que siga apoyando a Oriente Medio cuando deje la Casa Blanca

Bush junto al presidente italiano, Giorgio Napolitano. Foto: EFEtelecinco.es
El presidente de EEUU compara la situación en Oriente Medio con la de la Europa de la posguerra para instar a los gobiernos del viejo continente a continuar su apoyo en la región. Bush, en un discurso que pronunciará ante la OCDE el viernes adelantado por la Casa Blanca, afirma que "como durante la guerra fría, debemos imponernos en una batalla más amplia, la batalla de las ideas".
"El surgimiento de sociedades libres y prósperas en el gran Oriente Medio es tan básico para la paz en el siglo XXI como el surgimiento de una Europa libre y próspera lo fue para la paz en el siglo XX", declara el Bush en el discurso que dará en París. "Hay momentos en los que la situación en sitios como Oriente Medio puede parecer tan abrumadora como en Europa hace sesenta años, pero podemos tener confianza en que la libertad volverá a prevalecer", añade.
Bush se encuentra en Roma, donde fue recibido con abucheos, dentro de una gira por Europa. El objetivo oficial de la gira es conmemorar el 60 aniversario del puente aéreo a Berlín y del Plan Marshall, el programa estadounidense que colaboró en la reconstrucción de Europa tras la II Guerra Mundial.

El presidente, que aboga por "la batalla de las idea", dejará la Casa Blanca el próximo enero con dos guerras abiertas en Irak y Afganistán, que, tras más de cinco años de combates, han creado una creciente fatiga entre los aliados europeos.


Durante su estancia en Roma, el presidente se ha reunido con su colega italiano, Giorgio Napolitano, y lo hará con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. El programa nuclear iraní es uno de los principales asuntos que Bush trata con las autoridades italianas.

El presidente estadounidense quiere persuadir a sus aliados europeos para que apoyen sanciones más duras contra Teherán si ese régimen no acepta el conjunto de incentivos que el "grupo de los seis" le ofrecerá para que renuncie a sus actividades atómicas.

Según ha explicado el consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Stephen Hadley, existen pocas posibilidades de que el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, acepte este conjunto de incentivos. "Ahmadineyad ya ha descartado aceptar esa oferta, si eso es así estamos dispuestos a continuar el esfuerzo para endurecer las sanciones a través de la ONU, las que ya ha impuesto EEUU y las de la UE", ha afirmado Hadley. MLS
El programa nuclear iraní