Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Evo Morales volverá a presidir Bolivia

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha ganado los comicios generales de Bolivia y logrado la reelección con un apoyo superior al 60%, según los sondeos de pie de urna divulgados por tres cadenas de televisión.
El principal candidato opositor, Manfred Reyes Villa, de Plan Progreso Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN) ha obtenido, según estos sondeos, entre el 23 y el 24%.
Casi cinco millones de ciudadanos estaban llamados a votar en el país, además de unos 170.000 emigrantes residentes en España, Argentina, Brasil y Estados Unidos para elegir presidente, vicepresidente y a los miembros de la futura Asamblea Legislativa Plurinacional del país.
Ocho candidaturas concurren a los comicios, entre ellas la liderada por el presidente del país, el indígena Evo Morales, claro favorito en los sondeos para revalidar mandato.
En varias zonas del país, se celebran además consultas autonómicas, concretamente 18, cinco de ellas en las regiones de La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí y Chuquisaca para decidir si se dotan de autonomía departamental. En la provincia del Sub-Chaco, en el sureste del país, también habrá un referendo sobre la autonomía regional y 12 municipios se pronunciarán sobre la constitución de "autonomías indígenas" en su demarcación.
Beneplácito internacional
La misión de observadores enviada a Bolivia por la Organización de los Estados Americanos (OEA) destacó el "alto índice de legitimidad democrática" de las elecciones generales del país, que consideró "muy positivas". El jefe de la misión de la OEA, el colombiano Horacio Serpa, hizo estas declaraciones a la prensa poco antes del cierre de los recintos electorales.
Serpa subrayó la "masiva y pacífica presencia del pueblo boliviano" y su comportamiento cívico en las elecciones que, dan al resultado que salga de las urnas una "especial legitimidad". Los observadores americanos valoraron la organización de los comicios, si bien percibieron "cierta confusión en algunos electores por el nuevo sistema de distribución de mesas".
Pese a las denuncias hechas en algunos medios de comunicación respecto a la existencia del voto comunitario o inducido en áreas rurales, Serpa aseguró que los miembros de su misión no constataron la presencia de esta modalidad de sufragio.
Los 124 observadores americanos desplazados a Bolivia han desarrollado su labor en los nueve departamentos del país en esta votación que ha tenido como tónica la tranquilidad.
Por su parte, la jefa de la misión de observadores de la Unión Europea (UE), la eurodiputada rumana Renate Weber, destacó la tranquilidad con que se desarrollaron las elecciones entre los hechos más positivos del proceso electoral en el país.
Reiteró que la valoración general de la misión de observadores de la UE hasta la mitad de la jornada electoral fue "positiva" en un 85% de las mesas, en tanto que en el otro 15% se registraron retrasos en la apertura de la votación por problemas administrativos menores. Resaltó que otros aspectos positivos de los comicios son el registro biométrico y el voto de bolivianos residentes en el exterior.
La UE presentará su informe final sobre el proceso electoral en Bolivia el próximo martes.