Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ex diplomáticos y generales retirados piden a Obama que no reduzca el actual nivel de tropas en Afganistán

Trece ex diplomáticos y generales estadounidenses retirados, entre los que se encuentran el exdirector de la CIA David Petraeus, y ex embajador Ryan Crocker, han pedido este viernes al presidente Barack Obama que mantenga el actual nivel de tropas en Afganistán, ya que una reducción podría repercutir negativamente en la moral del Gobierno afgano y fortalecer a los talibán.
Los trece firmantes, entre los que se incluyen cuatro comandantes jubilados de las fuerzas internacionales dirigidas por Estados Unidos que operan en Afganistán, así como otros cinco ex embajadores en Afganistán, supervisaron las operaciones militares y políticas llevadas a cabo en Afganistán durante las Administraciones de Obama y del ex presidente George W. Bush.
En una carta abierta a Obama publicada en la revista 'The National Interest', el grupo ha señalado que mantener a los 9.800 militares que actualmente se encuentran en Afganistán podría "tener efectos positivos en los flujos de refugiados, minar la confianza de los talibán y levantar la moral del Ejército afgano y de su población, así como en la economía del país e incluso podría llevar a valoraciones estratégicas en parte de Pakistán". "Por el contrario, estamos convencidos de que una reducción en nuestro apoyo militar y financiero en los siguientes meses podría tener efectos negativos", han escrito los diplomáticos.
La carta ha sido publicada días después de que el actual comandante del Ejército estadounidense en Afganistán, el general John Nicholson, anunciase que se procedería a una revisión de la estrategia militar estadounidense en Afganistán.
Bajo el actual plan de Obama, el número de personas militar estadounidense debería reducirse a 5.500 efectivos en 2017. Sin embargo, los talibán han conseguido ganancias significativas en las últimas semanas y han rechazado participar en las negociaciones de paz con el Gobierno de Afganistán, también debilitado últimamente debido a diferencias internas.
Obama ha hecho de Afganistán una prioridad durante su Administración y ha tratado de introducir a los talibán en las negociaciones de paz sin éxito.
"Afganistán es el lugar donde Al Qaeda y sus afiliados planearon los ataques del 11 de septiembre y es el lugar donde continuarán operando, por ello es importante hacer hoy un esfuerzo mayor para derrotar el movimiento extremista global", han señalado los trece hombres en su carta.
"Es el lugar donde Al Qaeda y el Estado Islámico aún tiene modestas huellas que pueden ser expandidas si se produce un vacío de seguridad. Si Afganistán vuelve al caos de los años 90, millones de refugiados buscarán refugio en los países vecinos y en el exterior, intensificando dramáticamente los retos a los que se enfrentan en Europa y más allá", han asegurado.
Entre los signatarios de la carta se incluyen el general de la Marina retirado, John Allen, que participó como principal representante de la coalición anti Estado Islámico, dirigida por Estados Unidos y el ex embajador, Zalmay Jalilzad.