Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ex primer ministro francés Villepin, absuelto en el "caso Clearstream"

El ex primer ministro francés Dominique de Villepin ha sido absuelto de los cargos que pesaban sobre él por haber participado en el "caso Clearstream", la trama de falsos listados de beneficiarios del cobro de comisiones ilícitas destinada a desacreditar a ciertas personas, entre ellas Nicolas Sarkozy. El Tribunal Correccional de París estimó en su veredicto que Villepin no conocía de antemano la falsedad de los listados que le presentó el ex número dos de EADS Jean-Louis Gergorin, quien fue considerado como el principal condenado en el caso.
El informático Imad Lahoud, considerado por el tribunal el autor material de la falsificación, fue condenado a 18 meses de prisión y otros tantos exentos de cumplimiento. Villepin obtuvo una victoria judicial frente a Sarkozy, acusación particular en el "caso Clearstream" y que, a través de sus abogados, había señalado al ex primer ministro como el gran instigador de la trama. El jefe del Estado no puede apelar la sentencia, aunque sí puede hacerlo la Fiscalía, que había pedido una condena para Villepin al considerarle un cómplice de la trama.
Los magistrados consideraron que el ex jefe del Gobierno no pudo ser el cerebro de la trama, tal y como sostenían los jueces instructores, ya que no conocía la falsedad de los listados. Por ese mismo motivo, el tribunal estimó que Villepin no podía ser culpable por omisión, en contra de lo que consideraba la Fiscalía, que había pedido para él una pena de 18 meses de cárcel exentos de cumplimiento y una multa de 45.000 euros.
El Ministerio Público consideró que Villepin conoció la trama desde 2004 y que no hizo nada para detenerla, un "silencio cómplice" que le hacía formar parte de la maquinación. Pero los jueces no consideraron probado que Villepin, entonces ministro de Exteriores, fuera consciente de que los listados fueran falsos. Si el ex primer ministro no fue el instigador, los jueces señalaron como tal a Gergorin, culpable del delito de denuncia calumniosa y de uso de documentos falsos, aunque no de los cargos de falsificación.
La acusación le señalaba como el cerebro de la trama, el hombre que maquinó la elaboración de los falsos listados de beneficiarios del cobro de comisiones ilegales y de filtrarlo a la justicia y a la prensa con el fin de perjudicar a ciertas personas.
Si Gergorin fue el organizador, el informático Imad Lahoud fue el brazo ejecutor, por lo que el Tribunal le declaró culpable de complicidad en denuncia calumniosa y de falsificación, aunque le absolvió por el cargo de delito uso de documentos falsos.Lahoud fue, según la acusación, el encargado de elaborar las listas por encargo de Gergorin. Diferente suerte para los dos acusados menores en el caso. El ex auditor Florian Bourges, acusado de haber robado los auténticos listados, fue condenado por abuso de confianza, mientras que el periodista Denis Robert, que reveló el caso a la prensa, fue absuelto, tal y como pedía la Fiscalía.
Villepin quiere pasar página
El ex primer ministro, que durante meses consideró la acusación como un caso político y que denunció la manipulación del Elíseo, se ha felicitado del "coraje" del tribunal, que "ha sabido hacer triunfar la justicia y el derecho frente a la política". "Estoy orgulloso de ser el ciudadano de un país, Francia, donde el espíritu de independencia sigue vivo", ha explicado. "Herido" por el daño que ha sufrido su familia y por la "imagen que han querido dar de (su) compromiso político", Villepin quier "pasar página" y "mirar al futuro para servir a los franceses y contribuir en un espíritu de unión a la recuperación de Francia". CGS