Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exculpan a Israel de la muerte de la activista propalestina norteamericana Rachel Corrie

Un tribunal israelí ha rechazado las acusaciones de negligencia presentadas contra Israel por la muerte, en 2003, de la activista estadounidense Rachel Corrie, quien fue aplastada por una excavadora del Ejército israelí durante una manifestación en la Franja de Gaza en favor del pueblo palestino.
La familia de Corrie había presentado en 2005, en la ciudad de Haifa (norte de Israel), una denuncia en la que acusaba a Israel de homicidio intencionado e ilegal de la activista, de 23 años de edad, y de no haber llevado a cabo una investigación fiable.
Durante la lectura del veredicto ante el tribunal, el juez ha afirmado que la muerte de Corrie se debió a un "accidente lamentable" y que el Estado de Israel no fue responsable de ninguno de los "daños causados", ya éstos sucedieron, según sus palabras, durante unas acciones en un contexto de guerra.