Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Exculpan a la Policía de la muerte que desató los disturbios de Inglaterra en 2011

El jurado británico responsable de analizar la muerte del joven Mark Duggan, origen de la mayor ola de disturbios sufrida por Inglaterra en décadas, ha determinado este miércoles que la Policía no incurrió en ningún tipo de delito al disparar contra el joven de 29 años en Tottenham (norte de Londres) en agosto de 2011.
El jurado ha resuelto --por ocho votos contra dos-- que no hubo nada ilegal en el fallecimiento de Duggan, a pesar de que no portaba ningún arma cuando fue tiroteado. En este sentido, han considerado altamente probable que el joven arrojase instantes antes la pistola que fue hallada a apenas seis metros del lugar de los hechos, según la BBC.
Sobre la labor previa a la intervención policial, las diez personas responsables de la resolución han explicado que las fuerzas de seguridad interceptaron a Duggan por considerarle miembro de una banda armada.
El jurado ha criticado, no obstante, que la Policía no barajase la posibilidad de que el joven contase con un arma, si bien ha destacado que la emboscada al coche en el que viajaba --un taxi-- se realizó en una zona específica para evitar, en la medida de lo posible, "recurrir a fuerza letal".
El veredicto ha sido recibido entre gritos y lágrimas por la familia de Mark Duggan. Su madre ha abandonado la sala del tribunal llorando, mientras que la tía del fallecido ha subrayado, a las puertas de la corte, que "la mayoría de la gente cree que Mark fue ejecutado".
La abogada de la familia, Marcia Willis Stewart, ha insistido en que siguen considerando "ilegal" la muerte de Duggan. "No podemos creernos el resultado. No tenía una pistola y aun así fue tiroteado, asesinado", ha lamentado en su primera reacción tras conocer la resolución.