Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos de la ONU critican los juicios contra varios extranjeros en Emiratos Árabes Unidos

El Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU ha instado este lunes a Emiratos Árabes Unidos a liberar "inmediatamente" a varios extranjeros que habrían sido detenidos de forma arbitraria, torturados y obligados a firmar confesiones.
Los expertos cuestionan, en concreto, los procesos abiertos contra cinco libios detenidos por las fuerzas de seguridad emiratíes en agosto de 2014. Tres de ellos tendrían doble nacionalidad --dos estadounidenses y un canadiense--.
Para tres de los detenidos, acusados de terrorismo, el juicio estaba previsto que arrancase este lunes, mientras que los dos restantes han sido imputados en otro proceso y conocerán su sentencia el 29 de enero, según un comunicado del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.
La responsable de la comisión, Seong Phil Hong, ha cuestionado el proceso abierto contra estos cinco hombres y ha explicado en un comunicado que las investigaciones realizadas han permitido "confirmar" la "naturaleza arbitraria" de su arresto. En dos de los casos, se estaría aplicando una ley que entró en vigor después de la detención.
El relator especial de la ONU para Tortura, Juan E. Méndez, ha dicho que cuentan con "información creíble" que avalaría los abusos contra los detenidos, "obligados a firmar confesiones". Además, las autoridades emiratíes los han mantenido "incomunicados en localizaciones secretas y en aislamiento durante largos periodos de tiempo".
El experto en temas de Salud, Dainius Puras, ha recriminado que los detenidos no hayan tenido un "acceso mínimo a asistencia médica", lo que ha tenido un "impacto devastador". "Contradice los estándares internacionales y es motivo de preocupación", ha lamentado, dentro de un informe en el que incluso habla de pérdida de visión o riesgo de parálisis.
Por su parte, la relatora sobre independencia judicial, Mónica Pinto, ha incidido en el acceso "limitado" a abogados y el seguimiento a todas las conversaciones que mantienen los detenidos, lo que supone un incumplimiento "claro" del derecho al debido proceso.
El grupo de trabajo de la ONU se ha puesto en contacto con Emiratos en busca de explicaciones, pero de momento han encontrado "poco convincentes" sus respuestas.