Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos constitucionales niegan la capacidad del Parlamento escocés para vetar el 'Brexit'

El diputado conservador escocés Adam Tomkins, experto en Derecho constitucional, ha hecho saber que el Parlamento escocés no está capacitado para ejercer el veto sobre el 'Brexit' de Reino Unido, minutos después de que la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, aventurara esta posibilidad en una entrevista a la BBC.
Tomkins indicó que la relación entre el Reino Unido y Escocia es una de "consentimiento o silencio". Del mismo modo que Londres no podría vetar un nuevo referéndum en Escocia sobre su pertenencia a Reino Unido -- como también ha propuesto la propia Sturgeon --, Escocia no puede vetar la decisión del Gobierno británico.
"Holyrood -- el Parlamento escocés -- tiene poder para demostrar su consentimiento o guardar silencio. No es lo mismo que vetar", indicó Tomkins en su cuenta de Twitter.
Sturgeon, sin embargo, consideró que el Parlamento escocés podría tener "el poder constitucional" de vetar la salida de Reino Unido de la Unión Europea y se ha declarado "dispuesta a usarlo".
"Si el Parlamento de Escocia juzgara este tema desde la perspectiva de lo que sería mejor para Escocia y sentenciara que no va a votar algo que esté en contra de los intereses del país, por supuesto que es una opción que está sobre la mesa", ha aseverado ante los micrófonos de la cadena BBC.
Hay que tener en cuenta que la Cámara de los Lores británica ha considerado -- pero no sentenciado -- que el consentimiento del Parlamento escocés podría ser "imprescindible" para solucionar la tramitación de la salida de la UE en virtud de los acuerdos entre Reino Unido y el bloque europeo que afectan a los escoceses.
De hecho, cerca del 60 por ciento de los escoceses apoyan la independencia de Escocia, según las encuestas, después de Reino Unido votara esta semana en referendum la salida del país. El sondeo del diario 'The Sunday Post' muestra que el 59 por ciento de los encuestados apoyaría una salida de Escocia del Reino Unido, un dato superior al 45 por ciento de apoyos que cosechó esta opción en el referéndum en 2014 sobre la independencia de Escocia.
En el referéndum del 'Brexit', los escoceses mayoritariamente se decantaron a favor de permanecer en la UE, un 62 por ciento, pero los británicos en conjunto rechazaron la permanencia en el bloque con un 52 por ciento.
La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, anunció este sábado su intención de aprobar la legislación necesaria para convocar una nueva consulta independentista. Uno de los argumentos más utilizados en 2014 por los partidarios escoceses de permanecer en el Reino Unido era el hecho de ser parte del bloque europeo.