Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El ministro chino de Exteriores reprende a una periodista canadiense que le preguntó sobre DDHH

El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, ha reprendido a una periodista canadiense que le había hecho una pregunta sobre la situación de Derechos Humanos en el país asiático durante la rueda de prensa posterior a la reunión con su homóloga canadiense, Stéphane Dion.
La periodista, del portal iPolitics, preguntó al ministro sobre el encarcelamiento de un canadiense, Kevin Garratt, que está acusado por Pekín de espionaje. Visiblemente enfadado, Wang respondió tildando a la reportera de "irrespetuosa".
"Tu pregunta está llena de prejuicios y arrogancia y va en contra de China (...). No sé de dónde vienes. Pero esto es totalmente inaceptable", aseguró Wang, a través de su traductor.
"El resto de la gente no sabe más que los propios chinos sobre la situación de Derechos Humanos en China, y es la población china la que está en la mejor posición para poder decir algo sobre la situación de Derechos Humanos en el país", ha añadido, según declaraciones recogidas por la emisora canadiense CBC.
"Así que me gustaría sugerirte que, por favor, no hagas preguntas de manera tan irrespetuosa. Damos la bienvenida a sugerencias con buena voluntad, pero rechazamos acusaciones sin fundamentos", ha continuado.
La pregunta en cuestión se había acordado entre varios periodistas que representaban a numerosas organizaciones durante la rueda de prensa. Antes de continuar, el ministro se dirigió a la periodista para preguntarle si había estado alguna vez en el país.
"¿Sabes que China ha sacado de la pobreza a más de 600 millones de personas? ¿Sabes que ahora es la segunda mayor economía del mundo? ¿Y sabes que China tiene prevista en su Constitución la protección y la promoción de los Derechos Humanos?", ha añadido.
En la misma rueda de prensa, Dion ha asegurado que durante su reunión con su homólogo chino había planteado el caso de Garratt y que nunca pierde la oportunidad de preguntar sobre Derechos Humanos y casos consulares complicados, antes de continuar asegurando que ambos habían mantenido una conversación "honesta y franca" sobre esos temas.
"Esos asuntos son centrales en una relación sana", ha indicado Dion. "Sabemos que no siempre estaremos de acuerdo en algunos aspectos, pero tenemos que hacer progresos", ha continuado.
EL CASO DE GARRATT
El pasado 28 de enero, Kevin Garratt fue acusado por, supuestamente, robar secretos de Estado, por la Fiscalía de la ciudad de Dandong, en la provincia de Liaoning, en el noreste de China.
Los investigadores chinos aseguran que habían encontrado pruebas según las cuales Garratt habría aceptado encargos de las agencias de Inteligencia de Canadá. Garratt fue detenido el año pasado cerca de la vigilada frontera con Corea del Norte, donde regenta una cafetería con su mujer, que fue liberada en 2015.