Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC piden "la libertad de todos los procesados y condenados por motivos políticos"

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han pedido este viernes "la libertad de todos los procesados y condenados por motivos políticos", esgrimiendo que "será pieza angular para el fin del conflicto".
"Hoy es claro que la libertad de todos los procesados y condenados por motivos políticos será pieza angular para el fin del conflicto", ha dicho el grupo armado en un comunicado leído desde La Habana --sede del diálogo de paz-- por el portavoz guerrillero 'Ricardo Téllez'.
A este respecto, ha valorado la decisión adoptada el pasado 22 de noviembre por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, de indultar a 30 miembros de las FARC, 16 de los cuales ya han sido liberados, cuatro de ellos con destino a La Habana.
Las FARC también han valorado las recientes declaraciones del fiscal general, Eduardo Montealegre, en las que "propone sustituir las medidas privativas de libertad con beneficio de excarcelación para los condenados y procesados por hechos del conflicto".
'Ricardo Téllez' ha lamentado que, pese a la intención de Montealegre de "ponerse a tono con el proceso de paz", "aún persistan acciones en contravía, como el anuncio en días anteriores del vicefiscal Perdomo de 1.500 nuevas investigaciones penales por delitos políticos".
Para las FARC estos pasos son "fundamentales hacia la resolución de la problemática de los prisioneros políticos, pero para que este proceso sea pleno se requiere "la normalización de la amnistía y el indulto consecuente a lo firmado".
"Entretanto, queda en manos de la Presidencia la aprobación de nuevos indultos y en potestad del fiscal general está la extinción de la responsabilidad penal para los miles de condenados y procesados por delitos políticos y de protesta social, así como la inhibición para nuevas investigaciones penales por hechos del conflicto", ha dicho.