Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC mantienen que "es posible" alcanzar un acuerdo de paz

El líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timoshenko', ha mantenido en su primer comunicado tras la toma de posesión del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, que todavía creen que "es posible" alcanzar un acuerdo de paz en Colombia, según un comunicado del grupo recogido este sábado por la cadena de televisión Telesur.
"Creemos que pese a todo es posible alcanzar, con el apoyo de las grandes mayorías colombianas, unos acuerdos dignos que se basen en la proscripción bilateral de la violencia", ha dicho Londoño en el comunicado y ha añadido que cree que "Colombia no seguirá siendo la misma" tras los acuerdos de paz.
En la nota, Londoño ha asegurado que ni los medios de comunicación, ni los militares, los terratenientes o a la clase política tienen "las manos limpias de sangre del pueblo colombiano".
"Los verdaderos autores y responsables por los horrores de este largo conflicto son ellos", ha señalado en referencia al conflicto armado en Colombia que ha dejado unos 220.000 muertos y más de cinco millones de desplazados, según cifras oficiales.
"Queremos mostrar nuestra mejor disposición, que existe sin duda, de explicar cuanto sea necesario y asumir las correspondientes consecuencias. Aunque sabemos que se enfrenta a la bajeza y la perfidia de quienes aspiraran con desespero a triturarnos", ha asegurado Londoño quien ha mostrado la predisposición del grupo armado a dar explicaciones y asumir las consecuencias de sus actos, ya que, según ha afirmado, están cansados de que los males del país siempre "sean achacados" a las FARC.
El líder de las FARC ha asegurado que han accedido a las negociaciones porque creen en una vía civilizada" y no porque estuviesen "vencidos o desencantados", de acuerdo con la nota.
Londoño ha explicado que la diferencia entre las FARC y sus adversarios está en que "ellos (sus adversarios) solo aspiran a sacarnos del medio para no cambiar nada, para que todo siga igual".
Tras el comunicado, con fecha de este viernes, las fuerzas de seguridad colombianas han desmantelado este sábado este la estructura de "extorsión y narcotráfico" del denominado Estado Mayor del bloque oriental de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), considerado como la facción militar más fuerte de este grupo guerrillero, en una operación militar desarrollada en el departamento del Meta (centro del país) que se ha saldado con un muerto y cinco guerrilleros detenidos.
Santos comenzó este jueves su segundo mandato en la Casa de Nariño con la esperanza de terminar esta nueva etapa dentro de cuatro años, en 2018, con la paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) bajo el brazo.
Las negociaciones para poner fin al conflicto armado comenzaron en noviembre de 2012 y durante las conversaciones se han conseguido acuerdos sobre desarrollo rural, participación política y drogas ilícitas.
Las dos partes tienen previsto volver a verse en Cuba el próximo 22 de agosto, cuando arrancarán las negociaciones sobre el punto tres de la 'hoja de ruta', relativo al abandono de las armas y al fin de las "hostilidades". El Gobierno y la guerrilla ya han llegado a pactos en la cuestión agraria, la participación política y el tráfico de drogas, por lo que únicamente quedarían el cese de hostilidades y un acuerdo sobre víctimas.