Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC ponen fin a las liberaciones unitalerales

No habrá más liberaciones unilaterales. Así lo han manifestado varios líderes de las FARC, entre ellos su canciller Rodrigo Granda. Exigen un canje de rehenes en una zona desmilitarizada de 80 kilómetros. Chávez ve dífícil la liberación de Betancourt si el gobierno de Uribe no hace un gesto significativo.
"No es admisible que nos pidan más gestos de paz", afirmaron los jefes rebeldes Rodrigo Granda, excarcelado el pasado junio a petición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, y Jesús Santrich, del bloque Caribe de la guerrilla, en una nota publicada por la Agencia Bolivariana de Prensa (ABP) en su página electrónica. No habrá más liberaciones unilaterales de secuestrados, porque "después de tantas muestras fehacientes de nuestra voluntad política por encontrar salidas al conflicto, se nos responde con infamias y maledicencia", señalan Granda y Santrich.
La entrega de los últimos secuestrados había sido gestionada con "Raúl Reyes", segundo al mando y portavoz internacional de las FARC, abatido el 1 de marzo en un bombardeo colombiano a un campamento rebelde en Ecuador, lo que, según el grupo insurgente, cortó todo contacto con ella. "Seguramente, nos haremos más exigentes y sólo nos valdrán nuestras propias garantías", advirtieron.1
800 kilómetros sin ejército
Tras aludir a la exigencia rebelde de un territorio desmilitarizado de unos 800 kilómetros cuadrados, área conjunta de las localidades suroccidentales de Florida y Pradera, puntualizaron que "no habrá encuentro Gobierno-guerrilla sin la existencia de una zona de despeje".
Según los portavoces rebeldes, ninguno de los secuestrados "está en peores condiciones" que muchos de los "dirigentes políticos y líderes populares que han sido apresados sin ser guerrilleros".
Chávez lo ve difícil
El presidente venezolano, Hugo Chávez, ha calificado como "extremadamente complicada" la misión humanitaria iniciada por Francia para rescatar a Ingrid Betancourt, y ha pedido a los gobiernos de Colombia y EEUU "gestos" para reactivar el proceso de canje humanitario colombiano. Chávez achacó la ausencia de respuesta positiva a Francia por parte de FARC a la "falta de confianza" en el Gobierno colombiano, y reiteró su disposición a "colaborar" para la liberación de Betancourt y de todos los secuestrados por las FARC.