Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las FARC ataca el segundo mayor oleoducto de Colombia y lo obliga a cerrar

Dos ataques de las FARC paralizan el segundo oleoducto más grande de Colombia. Los daños provocados por los insurgentes han provocado el derrame del crudo en las instalaciones del Caño Limón-Coveñas, según fuentes de la compañía Ecopetrol.
El primer ataque, atribuido por las autoridades militares a rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), fue cometido cerca del pueblo de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, 480 kilómetros al noreste de Bogotá.
El segundo ataque fue cometido cerca al municipio de Arauquita, en el departamento de Arauca. El oleoducto, de 780 kilómetros de longitud transporta unos 96.000 barriles que se producen en Caño Limón. En esta zona del puerto Coveñas opera la compañía estadounidense Occidental Petroleum Corp. 
Las autoridades investigan los daños en las instalaciones, aunque todavía no han precisado las consecuencias del ataque en la producción y las exportaciones del crudo. ZA