Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La FIP condena el bombardeo que ha matado a un fotoperiodista en un suburbio de Damasco

La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha condenado el bombardeo que ha acabado con la vida del fotoperiodista Majid Dirani en un suburbio de Damasco, al tiempo que ha subrayado que su muerte denota el riesgo que sufren los informadores que cubren la guerra de Siria.
"La Federación Internacional de Periodistas condena este asesinato y asegura que es un recordatorio del peligroso entorno en el que han estado trabajando los periodistas sirios durante los cinco años de conflicto", ha afirmado la organización, en un comunicado.
"Enviamos nuestras sinceras condolencias a su familia y compañeros por la pérdida", ha dicho el presidente de la FIP, Jim Boumelha. "Siria ha sido un campo de matanza para los periodistas que, durante más de cinco años, han puesto sus vídas en riesgo cada día para informar de unos de los conflictos con más muertos de los últimos años", ha señalado.
Un compañero de Dirani ha explicado a la agencia de noticias turca Anatolia que el fotoperiodista murió cuando estaba fotografiando un bombardeo de Daraya, un suburbio que está bajo asedio de las fuerzas del régimen sirio desde 2012.
Dirani trabajaba desde diciembre para la agencia de noticias turca Anatolia y era, además, colaborador de un grupo de medios locales llamado Centro de Medios de Daraya. La FIP ha recordado que Siria es uno de los países más peligrosos para los periodistas en 2015, con al menos cinco reporteros muertos en 2015, según sus estimaciones.