Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece el padre del periodista británico John Cantlie, secuestrado por Estado Islámico

El padre del periodista británico John Cantlie, secuestrado por el grupo extremista Estado Islámico desde hace casi dos años, ha fallecido este martes en Reino Unido debido a unas complicaciones derivadas de la neumonía que sufría, según ha informado su familia.
Paul Cantlie, de 80 años de edad, grabó hace unos días un vídeo desde el hospital en el que se encontraba ingresado para pedir al grupo yihadista la liberación de su hijo.
"Paul murió sin saber si los captores de John han recibido alguno de los mensajes que les ha enviado. El fracaso en las comunicaciones ha llevado a un terrible sentimiento de abandono, particularmente para el padre de John, que ha llevado a la familia a sentirse ignorada", ha indicado a través de un comunicado.
En el mismo, la familia del periodista ha subrayado que ha intentado contactar de forma urgente con John en los últimos días para comunicarle la cercana muerte de su padre antes de que se enterara a través de los medios.
La familia de Cantlie ha recalcado que Paul "será recordado por su fortaleza, su valor, su humor irónico y su inteligencia, así como por su amabilidad", tal y como ha recogido la cadena de televisión británica BBC.
El rehén fue secuestrado hace casi dos años y está siendo utilizado como portavoz para las reivindicaciones de Estado Islámico. El grupo terrorista no ha amenazado directamente con ejecutar al británico, aunque él mismo asume su situación: "Espero mi turno", dijo en una grabación publicada la semana pasada.
Estado Islámico es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
El grupo proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.