Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fallece de un infarto el antiguo líder de Jamaat-e-Islami, condenado en 2013 por crímenes de guerra

El antiguo líder del partido islamista bangladeshí Jamaat-e-Islami Ghulam Azam, condenado en 2013 a 90 años de prisión por crímenes contra la Humanidad, genocidio y otros delitos cometidos durante la guerra de la independencia del país en 1971, ha fallecido este jueves tras sufrir un infarto.
El director del hospital Bangabandhu Sheij Muyib de Dacca, Abdul Mayid Bhuiyan, ha detallado que Azam, de 91 años de edad, "murió de un infarto a las 10.10 horas del día de hoy (por el jueves)", según ha recogido la cadena de televisión británica BBC.
La condena contra Azam fue criticada por la organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW), que criticó que el proceso judicial no cumplió los estándares internacionales que definen a los juicios justos y que fue sido "profundamente defectuoso".
HRW aseguró que los jueces llevaron a cabo una investigación de forma incorrecta en nombre de la acusación, que hubo colusión --pacto ilícito con daños a terceros-- entre los fiscales, ausencia de protección de los testigos de la defensa y falta de pruebas que establezcan la culpabilidad más allá de la duda razonable.
Tras conocer el fallo, el partido político islamista convocó a sus simpatizantes a una huelga general de dos días, que comenzó en la ciudad de Mujibnagar, ubicada a 230 kilómetros de Dacca, y que rápidamente desembocó en enfrentamientos con la Policía.
Los choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad se extendieron a otras ciudades bangladeshíes, sobre todo a las de población mayoritariamente musulmana, saldándose con varias víctimas mortales.
La Justicia del país asiático ha dictado durísimas penas --incluidas varias condenas a muerte-- contra varios dirigentes y antiguos responsables de Jamaat-e-Islami por los crímenes de guerra y contra la Humanidad cometidos durante la guerra de la independencia de 1971.
Las condenas han sido dictadas por el tribunal especial creado en 2010 por la primera ministra, Sheij Hasina, para investigar los abusos cometidos durante el conflicto, que en nueve meses causó tres millones de muertos.
Los detractores de Hasina le han acusado de usar el tribunal especial contra los principales partidos opositores: el Nacionalista de Bangladesh y Jamaat-e-Islami. Las organizaciones humanitarias, por su parte, han denunciado que no cumple los estándares internacionales.
Bangladesh se integró en Pakistán al término del mandato británico, en 1947, pero se separó en 1971 tras una guerra entre nacionalistas bangladeshíes, que contaban con el respaldo de India, y las fuerzas paquistaníes. Algunas facciones en Bangladesh se opusieron a la secesión, entre ellas Jamaat-e-Islami.