Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La violencia policial deja cinco manifestantes muertos en Ucrania

Al menos cinco manifestantes han muerto en Ucrania en los enfrentamientos que mantienen ciudadanos contrarios al presidente prorruso Viktor Yanukovich y las fuerzas del orden. Para intentar impedir esta espiral de violencia, Yanukovich se reunía este miércoles con los principales líderes opositores, un encuentro que ha concluido sin resultados y sin que existan perspectivas de lograr una solución política. A lo larjo de esta jornada ha entrado en vigor la nueva normativa que restringe las manifestaciones.

El mandatario ha recibido en la sede de la Presidencia a varios líderes opositores, entre ellos el de UDAR, el exboxeador Vitali Klitschko, y el de Batkivshchyna, Arseni Yatsenyiuk. Según un comunicado de la jefatura de Estado, el encuentro se ha prolongado "más de tres horas".
Sin embargo, Klitschko ha lamentado que no ha habido ninguna respuesta positiva por parte de Yanukovich. En declaraciones ante los manifestantes proeuropeos de la plaza de la Independencia, ha advertido de que la Policía se está "preparando" para desalojar y ha abogado por la resistencia, informa la agencia Reuters.
"Mañana, si el presidente no responde, pasaremos a la ofensiva", ha proclamado ante el grito de miles de personas.
Al menos cinco personas han muerto durante los altercados de las últimas horas entre manifestantes antigubernamentales y fuerzas de seguridad en Kiev. Dos de las víctimas presentaban heridas de bala, según la fiscalía, si bien la Policía se ha apresurado a negar el uso de armas de fuego por parte de sus agentes.
El martes, la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, calificó de "muy preocupantes" los enfrentamientos entre manifestantes proeuropeos y fuerzas de seguridad en Kiev y pidió a todas las partes a comenzar un "diálogo constructivo" para evitar una "escalada" de la violencia.
"Cuanto más esperemos, más difícil será resolver esta situación", alertó, en alusión a una situación de tensión que se prolonga desde noviembre de 2013, cuando el presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, renunció a la firma de un acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE) y apostó por un acercamiento a Rusia.
Pillay solicitó a las autoridades que "suspendan la aplicación" de las leyes que restringen las manifestaciones, toda vez que sirven, en su opinión, para limitar el ejercicio de derechos fundamentales y podrían derivar en "impunidad". Las leyes "deben cumplir plenamente los estándares internacionales", advirtió, según un comunicado de su oficina.
También durante la jornada del martes la Presidencia descartó declarar del estado de emergencia para contener las protestas. "No se declarará el estado de emergencia", zanjó el secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, Andri Kliuev.
Las revueltas de Kiev en imágenes
MDSPGL20140122_0012