Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Finaliza sin avances un encuentro de tres horas entre negociadores palestinos e israelíes

El encuentro celebrado este domingo entre negociadores palestinos e israelíes, que ha contado con la presencia del enviado estadounidense, Martin Indyk, ha finalizado sin muestras de avance tras tres horas de conversaciones.
Fuentes de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) han afirmado que la jefa negociadora israelí, la ministra de Justicia Tzipi Livni, ha solicitado que la Autoridad Palestina retire su petición de adhesión a 15 organismos y agencias internacionales, al considerarlo una medida unilateral.
Los negociadores palestinos han rechazado no sólo retirar la petición, sino también considerar dicha posibilidad, asegurando que no hay marcha atrás, según ha informado la agencia palestina de noticias Maan.
Por su parte, el equipo negociador palestino, encabezado por Saeb Erekat y Majed Marraj, ha solicitado a Israel que congele la construcción de viviendas en los asentamientos en Jerusalén Este y Cisjordania como paso previo antes de debatir otros asuntos.
Asimismo, ha pedido la liberación del cuarto grupo de presos palestinos sin la posibilidad de que sean exiliados. El Gobierno israelí anunció la semana pasada su negativa a liberar a dichos reos, tal y como pedía la Autoridad Palestina y se había comprometido previamente Tel Aviv.
Las conversaciones de paz, que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, consiguió relanzar el pasado verano se han visto al borde de la suspensión tras la decisión de Israel de no liberar a un grupo de presos como estaba previsto. Esta medida llevó a la Autoridad Palestina a solicitar formalmente la adhesión a un total de 15 convenciones y tratados internacionales.
El jueves, el Gobierno de Israel adoptó sanciones económicas contra la Autoridad Palestina como represalia a su petición de integración internacional. Las medidas han sido confirmadas por un portavoz que citó entre los castigos el bloqueo de parte de los impuestos que Israel recoge en nombre de la Autoridad Palestina, alrededor de 100 millones de shequels (unos 20,7 millones de euros) mensuales.
El Gobierno de Benjamin Netanyahu descontaría de estas entregas, pactadas en los Acuerdos de Oslo de 1994, el dinero correspondiente a pagos de deuda. La Autoridad Palestina debe actualmente más de 1.400 millones de shequels (unos 290 millones de euros) a la Corporación Eléctrica de Israel.
El miércoles, la Liga Árabe anunció que entregaría 100 millones de dólares (unos 72,2 millones de euros) a la Autoridad Palestina en caso de que Israel decidiera congelar dichas transferencias.