Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía mexicana admite que el rancho de Tierra Blanca era utilizado para "desaparecer" gente

El fiscal general del estado mexicano de Veracruz, Luis Ángel Bravo, ha reconocido este miércoles que el rancho 'El Limón' de Tierra Blanca, en el municipio de Tlalixcoyan, era utilizado por miembros del crimen organizado para "desaparecer" personas, en el marco de las investigaciones por la desaparición de cinco jóvenes.
Bravo ha confirmado la información dada a conocer el martes por el padre de uno de estos cinco jóvenes, según el cual las autoridades mexicanas han encontrado en 'El Limón' hasta 400 restos humanos durante la búsqueda de los cinco jóvenes.
El jefe del Ministerio Público regional ha detallado que los restos óseos hallados son "diminutos", lo que ha lleva a los investigadores a pensar que el objetivo era "que no se pudiera localizar absolutamente nada" de las víctimas.
"Es un hecho que este lugar, efectivamente, era utilizado para desaparecer a sus víctimas. No solamente era ejecutar o quemar alguna persona, era desaparecer", ha afirmado, en declaraciones recogidas por el diario mexicano 'El Universal'.
Bravo ha indicado que se han iniciado las gestiones para identificar estas "mini piezas". "Los peritos siguen luchando para ver con quién hacen match, y no solamente con los cinco jóvenes desaparecidos de Tierra Blanca, sino también con otras personas", ha explicado.
EL CASO
Los cinco jóvenes --cuatro hombres y una menor de edad-- volvían el 11 de enero de un viaje de fin de semana cuando fueron interceptados por policías estatales, que aparentemente los entregaron a miembros del crimen organizado.
Los jóvenes desaparecieron en Tierra Blanca, una zona del estado de Veracruz donde opera principalmente el temido cártel de Los Zetas, que también se dedica a otros ilícitos como secuestros y tráfico de inmigrantes centroamericanos.
Siete policías de Veracruz fueron detenidos días después de la desaparición de los jóvenes. "El por qué o la razón de lo que hicieron los policías forma parte de la investigación federal porque involucra ya a grupos delincuenciales", ha señalado Bravo.