Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

France Telecom reconoce 32 suicidios entre sus empleados en los dos últimos años

France Telecom, en una imagen de archivo. Foto: EFEtelecinco.es
La polémica ola de suicidios ha hecho que la multinacional suspendiese sus planes de reestructuración "hasta finales de 2009" y estudiase con los sindicatos diversas medidas para "combatir el estrés en el trabajo". Presionada incluso por el Gobierno francés, la dirección de la compañía ha accedido a revisar sus métodos de trabajo, incluida la polémica política de movilidad de personal.
Datos preocupantes
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), Francia registró una tasa anual de suicidios de 26,4 por cada 100.000 hombres en 2008, y de 9,2 suicidios por cada 100.000 en el caso de las mujeres.
32 en dos años
"A petición de la inspección de trabajo, hemos entrevistado a todas las direcciones territoriales y regionales. Se han contabilizado en total de 32 suicidios en dos años, 17 de ellos en 2009. Esta cifra ha sido comunicada con total transparencia", informa la dirección de France Télécom en un comunicado.
Muertes violentas
De todos estos suicidios, atribuidos por la compañía a diferentes causas, France Télécom no puede indicar cuántos tuvieron lugar en el propio trabajo. Sobre los datos publicados por los medios, France Télécom explica que "la cifra de 25 suicidios en 18 meses resulta del anuncio dado por los sindicatos después de los dramas de este verano". Las últimas muertes, las más mediáticas, tuvieron lugar este otoño. Fueron personas de más de cincuenta años que dieron sus explicaciones en distintas cartas antes de suicidarse, muertes violentas que fueron relacionadas directamente con motivos laborales.
En septiembre, un hombre de 32 años se quitó la vida en una oficina de France Telecom en París. En Troyes, dos días antes, un hombre de 49 años se clavó un cuchillo en el estómago durante una reunión en la que se le dijo que iba a ser trasladado.