Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiona fue asesinada por su padrastro

Lloraba amargamente, denunciando la desaparición de su hija hace cuatro meses. Clamaba por recuperarla aunque sabía que la niña estaba muerta y enterrada. Y media Francia en jaque durante ese tiempo manifestándose en las calles, pidiendo a las fuerzas de seguridad que dedicasen más esfuerzos a buscar a Fiona, de cinco años. Había desaparecido, relataba su afligida madre, mientras jugaba en un parque . Anoche la farsa se desmontó por la presión policial. La mujer, de 25 años, confesó que fue el padrastro de la niña el que la asesinó de una paliza una noche de borrachera. Después, según ella, el hombre la convenció para que le ayudara a enterrarla y fingiera el secuestro. Otra historia aberrante de padres que matan a quién más deben amar.