Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia acusa a Siria y sus aliados de "torpedear" el diálogo de paz

El ministro de Exteriores de Francia, Laurent Fabius, ha acusado al Gobierno sirio y a sus aliados de "torpedear" las conversaciones de paz, que han sido suspendidas este miércoles, con su ofensiva militar sobre la ciudad de Alepo.
"Condenamos la brutal ofensiva del régimen sirio, con apoyo de Rusia, para rodear y asfixiar a Alepo y a sus cientos de miles de habitantes", ha dicho Fabius a través de un comunicado.
Fabius ha recordado a Damasco y sus socios "su obligación de respetar la resolución 2254 del Consejo de Seguridad", que contempla "el cese de los bombardeos indiscriminados, el fin de los asedios y pleno acceso humanitario".
El ministro ha expresado el "total apoyo de Francia" a la decisión del enviado especial de Naciones Unidas, Staffan de Mistura, de suspender el diálogo de paz porque "las circunstancias dramáticas sobre el terreno en Siria han hecho que carezca de sentido".
"Claramente, ni el régimen de Bashar al Assad ni sus aliados han querido contribuir de buena fe, torpedeando los esfuerzos de paz", ha sostenido el jefe de la diplomacia francesa.
No obstante, Fabius ha confiado en que "los próximos eventos internacionales, especialmente la Conferencia de Londres de mañana (jueves), brindarán la oportunidad de hacer amplias consultas para decidir los próximos pasos".
En la misma línea se ha expresado el ministro de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, que ha señalado directamente al Gobierno sirio como responsable por continuar con la ofensiva sobre Alepo pese al proceso de Ginebra.
El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, John Kirby, también ha criticado que los ataques aéreos de Rusia de los últimos días se han centrado en las posiciones rebeldes en la ciudad siria de Alepo, en lugar de en los terroristas del Estado Islámico.
Incluso el jefe de la delegación del Gobierno, Bashar Jaafari, ha vinculado la suspensión a "los últimos acontecimientos militares". "Hay que tener en cuenta que ha llegado después de abrir una carretera hacia Nubul y Zahraa", dos ciudades sitiadas por los rebeldes desde hace tres años a las que las tropas 'assadistas' han logrado acceder hoy.
CESE TEMPORAL
De Mistura ha anunciado este miércoles un cese temporal del diálogo de paz hasta el 25 de febrero. "He llegado a la conclusión de que, después de la primera semana de conversaciones preparatorias, hay mucho trabajo por hacer", ha dicho en una rueda de prensa.
Estaba previsto que el diálogo de paz sirio arrancara el pasado viernes en Ginebra, pero la oposición se negó a acudir hasta que el régimen de Al Assad y sus aliados --Rusia e Irán-- cesaran los bombardeos y los asedios.
El enviado especial se reunió solamente con el Gobierno y ya el lunes pudo hacerlo con la delegación opositora, que accedió a permanecer en Ginebra a la espera de recibir una respuesta del régimen sobre dichas demandas.