Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Francia convoca su conferencia internacional de paz sobre Oriente Próximo el 3 de junio

Kerry confirma que asistirá a la cita y rechaza que EEUU haya fracasado en relanzar las negociaciones de paz
El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, ha anunciado que Francia convocará el próximo 3 de junio la conferencia internacional promovida por el Gobierno galo para tratar de relanzar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.
"La fecha del 3 de junio es la que anuncio hoy aquí, que permitirá a todos participar", ha explicado en declaraciones a la prensa en los márgenes de la reunión con sus homólogos de la OTAN.
Ayrault ha explicado que la fecha "inicialmente prevista" para la conferencia era el 30 de mayo de 2016 pero ha propuesto retrasarla al 3 de julio porque el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, no podría asistir. "Creo que esta fecha le conviene", ha explicado tras una reunión bilateral con el jefe de la diplomacia estadounidense.
El ministro galo ha avisado de que la situación sobre el terreno en Oriente Próximo es "particularmente inquietante" y "se degrada cada día" y ha justificado la conferencia internacional de paz promovida por Francia para "relanzar el proceso de paz en Oriente Próximo y retomar iniciativas para permitir de nuevo que el diálogo entre israelíes y palestinos se pueda hacer dentro de la perspectiva de dos Estados".
Kerry ha respaldado la iniciativa gala de convocar la conferencia internacional de paz. "Le dije que estaré allí", ha admitido el secretario de Estado estadounidense en rueda de prensa en la OTAN.
El secretario de Estado estadounidense ha dejado claro que el proceso de paz en Oriente Próximo es "una enorme prioridad" de la Administración de Barack Obama y ha dicho que trabajará "con los franceses" y "con los egipcios" y los países árabes para tratar de "ayudar a las partes" a volver a la mesa de negociaciones.
"Pero al final las partes en sí deben tomar la decisión de negociar", ha remachado, dejando claro que "claramente" tendrán que hacer "algún compromiso" y ha dejado claro que el hecho de que Estados Unidos no haya logrado relanzar el proceso de paz "no es el fracaso de Estados Unidos" sino de "los países en sí" que son los que deben "tomar la decisión de volver a la mesa" de negociación.