Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Frente al Nusra de Líbano reivindica el atentado en Hermel, bastión de Hezbolá

El Frente al Nusra de Líbano, una supuesta escisión de uno de los principales grupos islamistas que combate en Siria contra el régimen de Bashar al Assad, se ha atribuido el atentado con coche bomba ocurrido este jueves en la ciudad de Hermel, feudo del partido-milicia chií Hezbolá y cercana a la frontera siria.
El grupo ha explicado en su cuenta de Twitter que el atentado es una "respuesta" frente a los "crímenes" que se cometen en Siria "contra mujeres y niños suníes". En este sentido, ha identificado Hermel como "un bastión del partido de Irán", en alusión a Hezbolá, según el periódico libanés 'Daily Star'.
"Instamos a la comunidad suní en todas las zonas de Líbano a unirse frente al partido del demonio", ha añadido el Frente al Nusra libanés, que considera "estúpido" al movimiento chií por tener sus oficinas "entre civiles".
La deflagración se ha registrado a las 8.55 horas (7.55 hora peninsular española), en plena hora punta, cuando los habitantes se dirigían a trabajar en el centro de Hermel. Al menos cinco personas han muerto y otras 42 han resultado heridas.
"Estaba de camino al trabajo cuando he escuchado la explosión, que ha movido mi vehículo", ha explicado al diario libanés el alcalde de Hermel, Sobhi Saqr, que ha apuntado que al principio pensó que la explosión era el resultado de "uno de los habituales ataques con cohete".
"La explosión ha tenido lugar cerca de un edificio gubernamental, varios bancos y sedes de compañías", ha indicado. "Quería matar a tantos civiles como sea posible. No es un ataque político", ha subrayado Saqr.
El atentado se ha registrado el mismo día en que ha comenzado en La Haya el juicio del Tribunal Especial para Líbano por el atentado que acabó con la vida en febrero de 2005 del exprimer ministro Rafik Hariri.
Hermel ha sufrido varios ataques con cohetes supuestamente perpetrados por grupos rebeldes sirios en represalia por la participación de Hezbolá en la guerra de Siria en el bando de las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad.
Líbano sufrió el pasado 2 de enero otro atentado perpetrado por un terrorista suicida que acabó con la vida de cinco personas en un suburbio del sur de Beirut. Este ataque fue el cuarto registrado contra los barrios periféricos del sur de la capital del país desde que el partido milicia chií Hezbolá anunció que estaba luchando en Siria del lado de las fuerzas del régimen que preside Bashar al Assad.
El pasado mes de diciembre, la explosión de un coche bomba cerca de un puesto de Hezbolá en el noreste de Líbano mató a dos de sus milicianos.