Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La cuñada de Fritzl asegura que se pasaba los días enteros en el sótano

En una entrevista concedida a este diario, Christine R. asegura que "todas las mañanas a las 9.00 Josef bajaba al sótano, supuestamente para dibujar unos planos para unas máquinas que quería vender". "A veces también pasaba toda la noche allí. Ahora sabemos porqué", agrega la cuñada de Fritzl, en referencia a las sistemáticas violaciones sufridas por Elisabeth, de 42 años.
La cuñada asegura además que Fritzl humilló a su hermana durante los 51 años de matrimonio y que siempre maltrató a sus hijos, que en su mayoría se casaron jóvenes para irse de la casa familiar. "Mi hermana se casó con Josef cuando tenía 17 años, no tenía formación ni profesión, y eso él lo aprovechó de forma brutal durante 51 años", relata la mujer.
"Josef era déspota, siempre lo he odiado", agrega y recuerda que hace 40 años el esposo de su hermana fue encarcelado por la violación de una mujer en Linz, "y eso cuando ya tenía cuatro hijos con mi hermana".
Fritzl y su esposa Rosmarie tuvieron siete hijos, de los que una, Elisabeth, ha estado encerrada durante casi un cuarto de siglo en el sótano de la casa familiar. Allí era violada por su padre con el que tuvo siete hijos.
El 'monstruo de Amstetten' se encuentra internado en la fiscalía de Baja Austria, donde por razones de seguridad debe realizar a solas sus paseos en el patio, ante el peligro de ser agredido por otros presos, informa hoy la prensa austriaca. EPF