Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fuerzas israelíes expulsan a decenas de colonos que ocuparon dos edificios en Hebrón

Las fuerzas de seguridad israelíes han iniciado esta mañana la evacuación de decenas de colonos que ocuparon ayer dos edificios abandonados -- tras ser "adquiridos en secreto", según los colonos -- en la ciudad cisjordana de Hebrón con las consiguientes protestas de los residentes palestinos.
Antes de la llegada de las tropas, los colonos han asaltado varios domicilios cerca de la mezquita de Ibrahim, para atrincherarse en los tejados en señal de repulsa contra su expulsión, según el activista Raed Abú Rmeila, a la agencia de noticias palestina Maan.
La derecha israelí ha condenado la actuación de las fuerzas de seguridad al entender que los colonos entraron en los edificios conforme a la ley, según ha declarado el ministro de Inmigración y Absorción, Zeev Elkin, al diario 'Jerusalem Post'. "Es momento de fortalecer la expansión y los asentamientos, no de combatir contra los colonos".
De igual modo se ha pronunciado el presidente del Parlamento israelí, Yuli Edelstein. "Lo correcto habría sido retrasar la evacuación y examinar las opciones legales", ha indicado.
Fuentes del Gobierno israelí han apuntado que los colonos no informaron previamente a las autoridades de su decisión de entrar en los edificios, lo que obligó a que las fuerzas de seguridad tuvieran que improvisar una operación para proteger a los israelíes.
Además, el Gobierno insiste en que no tenían un permiso de transacción que exigen las autoridades militares para llevar a cabo acuerdos inmobiliarios en los Territorios Ocupados.
La ONG israelí especializada en Derechos Humanos B'Tselem coincide aproximadamente con el Gobierno en el desarrollo de los acontecimientos. De acuerdo con sus testigos, los colonos tomaron los edificios prácticamente por la fuerza y bajo la protección de las fuerzas de seguridad israelíes.