Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fuerzas rebeldes asedian la ciudad siria de Manbij, en manos de Estado Islámico

Fuerzas rebeldes sirias, con apoyo de ataques aéreos y fuerzas especiales de Estados Unidos, han cortado todos los accesos a la ciudad siria de Manbij, en el norte del país y desde hace dos años bajo control de Estado Islámico.
Manbij se encuentra en la provincia de Alepo, objeto desde hace semanas de una importante ofensiva para expulsar a la organización yihadista.
El grupo rebelde en cuestión se trata de las Fuerzas Democráticas de Siria, una alianza de kurdos, árabes, asirios, armenios y turcomanos, esencialmente subsidiaria de las Unidades de Protección Popular (las YPG).
Según ha informado la organización de activistas Observatorio para los Derechos Humanos, las FDS habrían tomado ya la última de las principales carreteras que conectan con la ciudad, próxima además a la frontera entre con Turquía, y "tienen la ciudad rodeada".
Las fuerzas del FDS han avanzado unos cuatro kilómetros hacia el perímetro inmediato de la ciudad en las últimas 24 horas, según fuentes de la ofensiva a la web Kurdistan24. "Estamos en la entrada este de la ciudad y podemos bombardear objetivos de Estado Islámico en el interior", explicaron.
La recuperación de Manbij, una ciudad de considerable tamaño -- antes de la guerra vivían en ella unos 100.000 habitantes -- se trataría según expertos en la mayor derrota de Estado Islámico desde la liberacion de Palmira en marzo.