Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes del G7 abordarán la crisis de refugiados en la cumbre de Japón a petición de la UE

Los líderes del G7 abordarán la crisis de refugiados y de inmigración actual y la respuesta global a este desafío a petición de la Unión Europea durante la cumbre del grupo de los siete países más industrializados del mundo que acogerá el 26 y 27 de mayo la localidad japonesa de Ise-Shima.
El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha avisado de que "ningún país por sí solo ni un grupo de países tienen la llave mágica" para "resolver" una "crisis global" y ha agradecido al primer ministro japonés, Shinzo Abe, que haya incluido la cuestión en la agenda de la cumbre a petición europea en un breve encuentro conjunto ante la prensa sin preguntas antes de su reunión tripartita con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, para discutir el refuerzo de las relaciones bilaterales y preparar la cumbre del G7.
"Necesitamos construir la concienciación global y animar a otros a aumentar sus esfuerzos", ha subrayado el dirigente europeo, que ha avisado de que los esfuerzos de acogida de refugiados sirios que están haciendo países como Jordania y Líbano deben ser considerados como "un bien público global" y como tal "debe financiarlo la comunidad internacional".
Juncker ha subrayado la necesidad de "unidad", "liderazgo" y "coordinación" de los países del G7 para responder a los desafíos globales, "especialmente" en materia de inmigración del momento. "La comunidad internacional debe hacer su parte justa, ayudando a acoger a los refugiados y dando asistencia", ha subrayado, recalcando que los fondos fiduciarios de la UE para África y Siria, que buscan contribuir a atajar las causas en la raíz de la inmigración, "están abiertos a otros donantes".
El primer ministro nipón ha mostrado su "profundo respeto" por la respuesta que está dando la UE a desafíos como la crisis de refugiados y ha admitido que "es importante que el G7 actúe con unidad en respuesta a estos desafíos para resolverlos", entre los que también ha citado la desaceleración de la economía global y "los intentos unilaterales de alterar el estatus quo por la coerción", en alusión a las tensiones en el Mar Meriodional Chino o la crisis ucraniana.
Y ha prometido en este sentido "exhibir liderazgo" durante su presidencia del G7 este año, que también reúne a Estados Unidos, Canadá, Alemania, Francia, Italia y Reino Unido.
ECONOMÍA GLOBAL
Abe ha avanzado su intención de "buscar un acuerdo" en la cumbre "sobre el reconocimiento de que se necesita una política fiscal flexible en el G7 en combinación con reformas estructurales aceleradas para revitalizar la economía global y evitar el riesgo para la economía global de desplomarse en una crisis".
El jefe del Ejecutivo comunitario ha admitido que la recuperación de la economía global "es demasiado modesta" y hay "una serie de riesgos, incluido el crecimiento más lento de las economías emergentes".
"Por tanto necesitamos combinar nuestras fuerzas para promover el crecimiento y la inversión", ha subrayado el exprimer ministro luxemburgués, que ha animado a los inversores japoneses a participar en el fondo europeo de inversión, conocido como plan Juncker, que ha movilizado "más de 82.000 millones de euros en los primeros 10 meses".
ACUERDO DE LIBRE COMERCIO
Juncker también ha confiado en que la UE y Japón puedan concluir "antes de que acabe el año" el acuerdo de libre comercio que negocian ambas partes, un acuerdo "muy importante" para alentar el crecimiento en ambas partes pero también daría "un señal positiva al resto del mundo".
El presidente del Consejo Europeo ha pedido concluir "muy pronto" un acuerdo sobre la primera revisión del rescate a Grecia de 86.000 millones de euros para "desechar incertidumbres" y ha insistido en que Europa debe contribuir a la estabilidad "más que a la inestabilidad global", al tiempo que ha confiado en concluir "en el futuro próximo" tanto el acuerdo de libre comercio como el acuerdo político y de cooperación que negocian la UE y Japón, algo que requerirá "voluntad política" por "ambas partes".
Abe ha subrayado la importancia de llegar a "un acuerdo en principio" sobre el acuerdo de libre comercio "lo antes posible este año" y una conclusión "temprana" del acuerdo político y de cooperación, al tiempo que ha reclamado "reforzar" la cooperación entre la UE y Japón para afianzar la estabilidad y la paz globales y ha condenado los atentados terroristas "atroz y deleznables" de Bruselas.
El presidente de la Comisión ha respaldado la reciente legislación aprobada en Japón sobre seguridad a la luz de la importancia de "compartir inteligencia" para combatir la financiación del terrorismo y ha incidido en que una cooperación más estrecha entre la UE y Japón "sería un enorme paso" en este ámbito.