Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gadafi descarta una "intervención extranjera" para resolver la crisis mauritana

El líder libio, Muamar Gadafi, descartó hoy que se vaya a producir, bajo ninguna circunstancia, una "intervención extranjera" para resolver la crisis desencadenada en el país tras el golpe de Estado del pasado 6 de agosto.
"No habrá una intervención extranjera aquí sean cuales sean las razones", declaró Gadafi a la prensa en el aeropuerto de Nuakchot, en el final de una visita de cuatro días a Mauritania como mediador en su calidad de presidente de turno de la Unión Africana.
El líder libio justificó sus palabras con el argumento de que el Alto Consejo de Estado (la Junta Militar surgida del levantamiento) "ha asumido la responsabilidad y se ha comprometido a organizar elecciones presidenciales en un plazo preciso y firme, a saber, el 6 de junio de 2009".
Según Gadafi, estas elecciones están abiertas a la observación y el escrutinio de la UA, de la Comunidad de Estados del Sahara y del Sahel (CEN-SAD) y de la Unión del Magreb Árabe (UMA).
Asimismo, subrayó que todos los mauritanos pueden presentarse como candidatos a estas elecciones.
"(El caso mauritano) no se trata de una iniciativa de reconciliación como los casos de Darfur y Sudán, Chad y Somalia", explicó Gadafi, a quien el llamado grupo de contacto internacional encomendó el mes pasado en París buscar una salida consensuada a la crisis.
Al respecto de posibles sanciones por la UA contra Mauritania, el libio sostuvo que "éstas no son factibles si no hay retorno a la vida civil".
"Ahora que es seguro que las elecciones se celebrarán, la cuestión ya está terminada y el dossier, cerrado", sentenció Gadafi.
El Frente Nacional de Defensa de la Democracia (FNDD), principal bloque opositor a los golpistas, boicoteó ayer el discurso principal de Gadafi ante las partes enfrentadas al considerar que éste ha tomado partido en favor de la posición de la Junta Militar.