Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El balance desigual de un mes de guerra en Gaza

Casi un mes de guerra desigual en la que los dos enemigos, Israel y Hamás, han ganado algo mientras que los civiles lo han perdido todo. Israel ha destruído la completa red de túneles que los albañiles de Hamás levantaron en las entrañas de Gaza en los últimos años. Ha demostrado una vez más que no le tiembla el pulso a la hora de cumplir sus objetivos sin importar los daños colaterales. Y aunque el israelí es uno de los ejércitos más poderosos del mundo la estrategia del grupo islamista ha sido eficaz. Apenas han provocado víctimas civiles pero sí 64 bajas militares del lado hebréo. Los civiles palestinos y sobre todo los niños han sido los grandes perdedores, entre las más de 1800 personas asesinadas hay 412 menors, barrios enteros destruídos. Todo un territorio y un pueblo, de nuevo, exhaustos.