Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno pide al BCE que pase a la acción y adopte medidas en su reunión de mayo ante la fortaleza del euro

El ministro francés de Economía y Desarrollo Industrial, Arnaud Montebourg, ha pedido al Banco Central Europeo (BCE) que "pase a la acción" y adopte medidas extraordinarias en la reunión del Consejo de Gobierno de mayo para hacer frente a la fortaleza del euro.
"Mario Draghi, cuyas propuestas del fin de semana pasado deben ser alabadas, debe pasar a la acción y hacer bajar la cotización del euro. Esperamos una decisión a primeros de mayo en la próxima reunión del BCE", afirma Montebourg en una entrevista concedida al diario francés 'Les Echos'.
En este sentido, subraya que las medidas de política monetaria no convencional son "la solución a los problemas", y recuerda que ya fueron aplicadas en Estados Unidos y Reino Unido. "Su política fiscal es dura, pero su política monetaria es muy flexible", añade.
El ministro francés de Economía asegura que Francia cumplirá con su compromiso de reducir el déficit al 3% en 2015 y está llevando a cabo reformas, por lo que, a cambio, exige a Bruselas una contrapartida: un cambio tanto en la política monetaria como en la política de apoyo al crecimiento.
Así, subraya que, como Estado miembro, Francia no puede tomar "decisiones difíciles" si no es apoyada por cambios importantes en la política monetaria, y recuerda que, pese a su independencia, el BCE tiene que actuar contra la fortaleza del euro. A este respecto, reclamó que se convoque en breve una reunión a nivel europeo para tratar este tema.
"Hay que hacer que baje el euro, comprometerse con una nueva política monetaria y no más restrictiva según el modelo de la Reserva Federal", reclama Montebourg, quien incide en que con tanto luchar contra la inflación, el BCE ha hecho que Europa se acerque a la deflación.
En esta línea, se pregunta dónde están las promesas de la Unión Europea en materia de crecimiento y demanda a la Comisión Europea que organice, estimule y relance por fin el plan sobre el crecimiento en el continente con medidas concretas.
Respecto a las medidas del plan de ajuste por importe de 50.000 millones de euros presentado este miércoles por el Gobierno galo, el ministro recalca que una congelación de las prestaciones no es una bajada de las mismas, sino una "no revalorización sobre todo en un periodo de muy baja inflación".
Asimismo, resalta que los ajuste en la Seguridad Social no supondrán una limitación del acceso a la Sanidad, ni exclusión, ni copago, sino que se trata de una lucha contra el derroche y el dinero malgastado.