Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Bolivia ve necesario el "control" de las redes sociales

El Gobierno de Bolivia ha deslizado en los últimos días una serie de mensajes que abogan por el "control" de las redes sociales, a las que incluye dentro de la "guerra sucia" que habría favorecido la primera derrota electoral del presidente, Evo Morales.
El mandatario instó el lunes a iniciar un debate sobre el uso de unas herramientas que, según sus propias palabras, llegan a "tumbar gobiernos". En este sentido, denunció una campaña "sucia" y llena de "mentiras" a través de Internet contra la gestión del Gobierno.
La ministra de Comunicación, Marianela Paco, ha respaldado el mensaje de Morales y ha apuntado la "necesidad" de establecer un "control" de las redes. "No podemos permitir que un medio de comunicación que se ha creado para bien de las personas, para acercarlas, sea utilizado de forma perversa e irresponsable", ha argumentado.
Paco ha explicado que existen tres "contextos mínimos" en los que sería necesario tomar medidas. Hacerlo, ha matizado, "no es coartar la libertad de expresión", sino evitar un uso perverso de las nuevas tecnologías, informa la agencia de noticias oficial ABI.
La ministra ha aludido a tres contextos en los que el Gobierno es partidario de intervenir, el primero de ellos en situaciones coyunturales --como el referéndum-- donde se hace patente un uso "irresponsable, cobarde, nefasto, perverso e irrespetuoso" de las redes sociales. "El 95 por ciento de la información termina siendo falsa", ha deunciado.
El segundo contexto tiene que ver con la lucha contra la trata y el tráfico de personas, ya que las autoridades estiman que al menos el 90 por ciento de estos delitos se cometen en Internet, mientras que el tercero de los escenarios implica entender las redes como un medio de comunicación, de tal forma que se eviten "ataques a la dignidad" ajenos a la "libertad de expresión".
El procurador general de Bolivia, Héctor Arce, se sumó el miércoles a este debate con un último mensaje en Twitter en el que aseguró que, si bien "las redes sociales son un gran avance para la Humanidad", "mal usadas pueden causar mucho daño". "Hasta siempre, amigos, señaló como despedida.