Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno critica la decisión de EEUU de entregar nuevos cargamentos de armas a los rebeldes "moderados"

El ministro de Información de Siria, Omran al Zubi, ha afirmado este martes que la decisión del Congreso estadounidense de destinar más fondos para entregar nuevos cargamentos de armas ligeras a los rebeldes "moderados" supone un paso atrás en la búsqueda de una solución política al conflicto.
"¿Cómo puede Estados Unidos apoyar la iniciativa de la conferencia de Ginebra II, destinada a alcanzar una solución política, al tiempo que apoya, crea y respalda el terrorismo, la violencia y la opción militar?", se ha preguntado.
"Hemos venido aquí para intentar alcanzar una solución política, pero sabíamos que Estados Unidos no detendría la entrega de armamento y que sus subordinados en la región, incluyendo Turquía, Arabia Saudí, Qatar y Jordania, no dejarían de enviar armas a los terroristas y de establecer campamentos de entrenamiento para ellos", ha dicho.
"Pese a ello, seguimos abiertos a una discusión abierta y no tenemos problema en hablar sobre cualquier asunto de naturaleza política", ha añadido Al Zubi, según ha informado la agencia estatal siria de noticias, SANA.
Así, ha solicitado a Washington que explique su postura, y, al tiempo que ha resaltado que la entrega de armas por parte de Washington a la oposición no es nueva, "sí lo es que haya salido a la luz".
Al Zubi ha anunciado además que la delegación gubernamental siria en la conferencia ha presentado un comunicado a través del enviado especial conjunto de Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi, para criticar la decisión del Congreso estadounidense, si bien ha indicado que la oposición ha rechazado el texto.
En este sentido, ha sostenido que la negativa de la oposición es "normal", ya que "no quieren condenar la entrega de armas a terroristas y el papel de Estados Unidos, al igual que han rechazado el comunicado político de la delegación oficial sin sqiuiera leerlo". "Si lo hubieran leído, hubieran visto que sus artículos estaban en el Comunicado de Ginebra", ha remachado.
Las armas que entregará Estados Unidos, muchas de las cuales llegaban a los rebeldes sirios no vinculados con brigadas extremistas desde Jordania, incluyen una variedad de armas ligeras y también algunas más potentes como cohetes antitanque.
Estas entregas no incluyen armas como los misiles portátiles tierra-aire, los conocidos como MANPAD, que podrían derribar helicópteros o cazas, según han indicado las mismas fuentes.
Las entregas de armas ligeras han sido financiadas por el Congreso estadounidense, que las ha aprobado en sesiones a puerta cerrada con cargo al año fiscal de 2014, que termina el próximo 30 de septiembre, según las autoridades norteamericanas.