Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gobierno y FARC logran un acuerdo para superar "las dificultades recientes" del proceso de paz

El Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han alcanzado este miércoles un acuerdo para superar la última crisis del diálogo de paz, provocada por las actividades políticas de guerrilleros sin haber dejado aún las armas.
"Se logró un acuerdo para superar las dificultades recientes y normalizar las conversaciones entre las partes en la mesa de negociaciones", han anunciado Rodolfo Benítez y Dag Nylander, portavoces de los países garantes, Cuba y Noruega, en un comunicado.
Benítez y Nylander han explicado que este acuerdo es fruto de las reuniones que las delegaciones del Gobierno, incluido el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y las FARC han mantenido en los últimos días con los ministros de Exteriores de Cuba y Noruega para superar este impasse.
Los portavoces han destacado que este entendimiento ha sido posible gracias al "espíritu constructivo con el que ambas partes contribuyen al logro de los propósitos y resultados que se anuncian", lo que contribuye al "fomento de la confianza".
ÚLTIMA CRISIS
El diálogo de paz se tambaleó el 18 de febrero cuando tres guerrilleros --miembros de la delegación de las FARC-- visitaron por sorpresa el municipio de Fonseca, en el deprimido departamento de La Guajira, para hacer pedagogía de la paz.
Santos calificó de "inaudito" el hecho de que la insurgencia haga "proselitismo político con armas" porque supone una violación del acuerdo general que sirve de marco para las negociaciones que se desarrollan en La Habana. "¡No lo voy a permitir!", dijo.
Las FARC, por su parte, defendieron su derecho a "socializar los avances del proceso de paz" y urgieron a Santos a sortear esta "embestida guerrerista" para poder avanzar "en el camino de la solución política".
OBJETIVO: 23 DE MARZO
Este contratiempo ha tenido lugar a apenas un mes de que se cumpla el plazo que el Gobierno y las FARC se dieron para firmar el acuerdo definitivo que dará validez a todo lo pactado hasta ahora: el 23 de marzo.
Las partes han suscrito ya acuerdos sobre desarrollo agrario y rural, participación política, cultivos ilícitos y víctimas, pero aún deben cerrar los relativos al fin del conflicto y a la refrendación y verificación de lo pactado.