Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Obiang dice que quiere instaurar un sistema presidencialista puro

El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha asegurado este lunes --tres días después del comienzo de la campaña del referéndum-- que el objetivo de la pretendida reforma constitucional es la instauración de "un sistema político presidencialista puro" y la limitación del mandato presidencial a dos periodos de siete años cada uno.
La Oficina de Información del Gobierno hizo público este lunes un "resumen de los puntos más importantes" de las reformas. Los tres únicos puntos incluidos en el resumen son "la instauración de un sistema político presidencialista puro", la "limitación del mandato del presidente de la República a dos mandatos presidenciales de siete años cada uno" y la "creación de más instituciones del Estado para una mayor participación ciudadana, como son: el Senado, el Consejo de la República, el Tribunal de Cuentas, el Defensor del Pueblo y el Consejo Nacional para el Desarrollo Económico y Social".
En el comunicado, el Ejecutivo recuerda que el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), del presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, apoya el 'sí' al igual "la mayoría de los partidos legalmente establecidos en Guinea Ecuatorial". En cambio, la única formación opositora con representación parlamentaria, Convergencia para la Democracia Social (CPDS), "es el principal valedor de votar por el 'no'", añade.
El referéndum ha sido convocado para el próximo 13 de noviembre. El pasado 20 de octubre, Obiang encargó personalmente a su propio hijo, el ministro de Agricultura y Bosques, Teodoro Nguema Obiang Mangué (popularmente conocido como 'Teodorín'), la dirección de la campaña del PDGE para el referéndum constitucional.
'Teodorín', contra quien el Departamento de Justicia norteamericano acaba de abrir un proceso por presunto blanqueo de fondos en Estados Unidos procedentes "del robo, la extorsión y la malversación de recursos naturales", ha acumulado en los últimos tiempos importantes y estratégicos cargos que han reforzado su imagen como posible sucesor de su padre.
Aparte de ministro, forma parte de la vicepresidencia del PDGE y es el presidente de las juventudes del partido --pese a haber cumplido ya los 40 años de edad-- desde julio del año pasado. Asimismo, fue ascendido al rango de teniente coronel del Ejército por su propio padre en octubre de 2010 y a lo largo del actual mes de octubre ha sido nombrado delegado permanente adjunto de su país ante la UNESCO y director de la campaña del referéndum de reforma constitucional.
"UNA MASCARADA MÁS"
En un comunicado, la CPDS ha advertido de que el referéndum es "una mascarada más, quizás la peor registrada hasta la fecha", cuyo objetivo es imponer al pueblo de Guinea Ecuatorial una reforma constitucional "con el único objeto de perpetuar al actual presidente y su régimen en el poder".
La reforma constitucional, prosiguió la Ejecutiva de CPDS en un comunicado, "establece, contra la voluntad del pueblo, una sucesión hereditaria en la Presidencia de la República, para perpetuar el oprobio y la opresión en el país" y para "preservar los enormes intereses que él y su familia han acumulado en detrimento del pueblo".
"Ante este burdo engaño, nuestra formación política ha decidido participar en el referéndum para informar al pueblo de las verdaderas intenciones del presidente Obiang", prosiguió. No obstante, según CPDS, el Gobierno ha intentado por todos los medios impedir el desarrollo de la campaña de los partidarios del 'no'.
Por una parte, aseguró, el ministro del Interior, Clemente Engonga Nguema, no convocó a la oposición hasta el pasado jueves --un día antes del comienzo de la campaña-- para hacerle entrega del texto de la reforma de la Constitución, "mantenido oculto hasta entonces".
Asimismo, el presidente Obiang ha dado "instrucciones" para perjudicar a los partidos políticos opuestos a la reforma, Unión Popular y CPDS, para lo cual "empezó instigando y financiando, con medios del Estado, a grupos de militantes de estos partidos para que procedieran a la usurpación antiestatutaria e ilegal de sus direcciones ejecutivas".
"Esta acción se ve ahora completada con la negativa del Gobierno a financiar la campaña electoral de CPDS, en contradicción con lo dispuesto en la Ley", denunció la formación.
"En efecto, a nuestra formación política solo le han correspondido dos millones de francos CFA (poco más de 3.000 euros) para financiar su campaña, mientras el secretario general del PDGE se jacta en público de disponer de más de 1.246 millones de Francos CFA (1,9 millones de euros)", prosiguió. "El objetivo del presidente Obiang es que CPDS no pueda hacer campaña, que el pueblo no se entere de sus maquinaciones", aseveró.