Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno de Pakistán acusa a la oposición de "politizar" los 'Papeles de Panamá'

El ministro del Interior de Pakistán, Chaudhri Nisar Alí Jan, ha acusado este miércoles a la oposición de "politizar" la investigación por los 'Papeles de Panamá' al pedir el cese del primer ministro, Nawaz Sharif.
"La investigación sobre los 'Papeles de Panamá' está siendo politizada. Una persona (Sharif) está siendo atacada a través de los medios, las manifestaciones y las conferencias de prensa", ha criticado, según ha informado la cadena de televisión paquistaní Geo TV.
En este sentido, Nisar ha recalcado que Pakistán es un país democrática con un sistema judicial independiente, lamentando que "haya gente que sólo tenga fe en el Tribunal Supremo si falla a su favor".
El ministro ha recordado además que el propio Sharif ordenó crear la comisión de investigación, argumentando que "si hubiera querido escapar, no hubiera pedido que se contactara con antiguos jueces del Supremo para encabezar los procedimientos".
En un mensaje a la nación en abril para anunciar la apertura de la investigación, Sharif reclamó a los que le acusan a él y a su familia que presentaran pruebas sobre cualquier delito a la citada comisión.
"Mi familia ha hecho frente a una batería de acusaciones", lamentó, agregando que algunas personas se han centrado en obtener beneficio político de la publicación de los documentos.
Hussain Nawaz, hijo de Sharif, salió días antes al paso de las acusaciones contra la familia, recalcando que el dinero no salió de Pakistán "para establecer negocios en el extranjero".
Una filtración de más de once millones de documentos del bufete de abogados revela la implicación de políticos, empresarios y personalidades de todo el mundo en empresas radicadas en paraísos fiscales y que podrían haber servido para evadir impuestos.
La filtración afecta a 200.000 empresas, aproximadamente dos tercios de las firmas que gestiona Mossack Fonseca. Una fuente anónima entregó la documentación al periódico alemán 'Süddeutsche Zeitung', quien los compartió con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, que agrupa a 107 empresas informativas de 78 países.