Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno Rousseff tiene una aprobación del 39%, el máximo desde febrero

La aprobación del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff ha subido dos puntos en una semana y ha alcanzado el 39%, la mejor tasa desde el mes de febrero y el segundo mejor dato desde la gran caída de su popularidad que se produjo durante las masivas protestas en la calle de junio de 2013.
Los datos son de la encuesta Datafolha, que precisamente este martes otorgaba a Rousseff los mejores datos en relación a intención de voto desde que arrancara la campaña electoral. En el primer turno se llevaría el 40% de los votos, seguida de Marina Silva (Partido Socialista Brasileño), con 25% y de Aécio Neves (Partido de la Socialdemocracia Brasileña), con un 20%.
Si el 39% de los electores evalúan como 'óptimo o bueno' el trabajo del Gobierno el 23% lo considera 'malo o pésimo', un punto más que la semana pasada. Los que evaluaban la gestión como 'regular' eran entonces un 39% y ahora son el 37% de los electores.
Teniendo en cuenta los datos globales hay que resaltar lo que supusieron las manifestaciones de junio de 2013 para la imagen del Gobierno. Hasta entonces la percepción general era positiva y Rousseff llegó incluso al 65% de aprobación, su récord, en el mes de marzo, poco antes de que estallaran las protestas.
En apenas 20 días esa tasa se derrumbó y cayó al 30%. Desde entonces nunca ha vuelto al nivel anterior a junio de 2013, aunque en los últimos días crecen los que ven con buenos ojos su gestión, al mismo tiempo que aumentan sus posibilidades de ser reelegida presidenta.