Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno polaco recurrirá ante el Supremo la decisión de no extraditar a Polanski a EEUU

El ministro de Justicia y fiscal general del Estado de Polonia, Zbigniew Ziobro, ha anunciado este martes que recurrirá ante el Tribunal Supremo la decisión de no extraditar a Estados Unidos al director de cine Roman Polanski, según informa la agencia de noticias polaca PAP.
"He tomado la decisión de presentar un recurso ante el Tribunal Supremo por el fallo de un tribunal de Cracovia sobre la extradición a Estados Unidos de Roman Polanski", ha afirmado el titular de Justicia polaco, en declaraciones a una cadena de radio.
El ministro y fiscal general polaco ha recordado que el cineasta está reclamado por las autoridades norteamericanas por un delito "cruel" cometido contra una menor de edad. Ziobro ha subrayado que "no puede justificarse" que Polanski, por sus méritos cinematográficos y artísticos, no sea tratado "de manera diferente" al resto de ciudadanos cuando está acusado de haber "violado" a una menor de edad
"No veo ninguna razón para aplicar aquí un doble rasero. Todos tenemos que ser iguales ante la ley, sobre todo en lo relacionado con la comisión de delitos contra los niños", ha asegurado el titular de Justicia del Gobierno polaco.
Tras subrayar que el hecho de que Polanski sea "un artista excepcional" no le exime de responder ante la justicia por sus aciones, el ministro ha reiterado que la "ley tiene que ser igual para todos" y ha dicho que el sistema de justicia estadounidense "funciona".
La decisión del ministro de Justicia y fiscal general del Estado llega después de que en octubre de 2015 un tribunal de Cracovia rechazara la petición de Estados Unidos para extraditar a Polanski por los cargos de delitos sexuales derivados de unos hechos de hace casi cuatro décadas.
El oscarizado director reconoció en 1977 que mantuvo relaciones sexuales con una adolescente de trece años durante una sesión de fotos en Los Ángeles. Polanski pasó más de un mes en la cárcel, pero huyó al año siguiente al pensar que la Justicia le impondría una dura condena.
Aunque el cineasta ya llegó a un acuerdo económico con su supuesta víctima, Samantha Geimer, que retiró todos los cargos, un tribunal de Los Ángeles rechazó en 2014 una petición de los abogados de Polanski para archivar el caso.